venezuela >

Según la oposición, unos 200.000 venezolanos están afectados por el cierre del consulado en Miami

EFE | Caracas

La oposición venezolana criticó este martes el cierre del consulado de Venezuela en la ciudad estadounidense de Miami al considerar que unos 200.000 nacionales serán perjudicados con esa decisión adoptada por el presidente Hugo Chávez.

Cerrar la oficina consular es no pensar en los venezolanos“, que suman unos 200.000 entre “residentes legales e ilegales” en esa región de Estados Unidos, declaró a Efe Ramón Aveledo, secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la alianza que aglutina a los partidos de oposición.

Chávez anunció el pasado viernes el cierre administrativo del consulado de Miami, en una decisión que siguió a la adoptada por el Gobierno de Barack Obama, que a principios de mes declaró persona non grata a la titular de esa representación diplomática, Livia Acosta Noguera.

“Era lógico que el Gobierno venezolano diera una respuesta, pero una que fuera diplomática”, y para ello pudo escoger entre emitir una nota o “hacer lo propio con un funcionario (de la embajada estadounidense en Caracas) de grado equivalente” al de Acosta Noguera, añadió Aveledo.

Pero se optó, insistió, por una medida que “tiene implicaciones para los venezolanos cuyos derechos e intereses es obligación del Gobierno el cuidar”.

La MUD advirtió en un comunicado de que se verán afectados, entre otros, los menores que no podrán tramitar autorización de viaje, quienes no puedan obtener un nuevo pasaporte cuando el anterior expire o se extravíe y quienes no pueden tramitar el acta de defunción de sus familiares.

El Ministerio de Exteriores de Venezuela anunció este lunes en una nota de prensa que una vez “constatado con extrema preocupación el incremento de las amenazas que pesan sobre el personal consular venezolano”, el Gobierno decidió repatriarlo y trasladar los servicios consulares a otras circunscripciones.

Sobre la medida contra la cónsul, la nota agrega que Washington actuó con base en “acusaciones sin fundamento propagadas irresponsablemente por una cadena de televisión más conocida por sus novelas que por su seriedad periodística”, en supuesta alusión a Univisión.

Califica la medida de “injusta, preocupante e inmoral” y que deja “en evidencia la sumisión de la agenda de Washington a la de los sectores políticos extremistas y violentos que anidan en el estado de Florida”.

El canciller venezolano, Nicolás Maduro, declaró el domingo que la medida contra la cónsul fue decidida después de que Univisión transmitiera en diciembre pasado el documental “La amenaza iraní”.

Algunos de los entrevistados para ese documental dijeron que las embajadas de Irán, Cuba y Venezuela habían participado en una supuesta planificación en 2006 de ataques a los sistemas de varias plantas nucleares en EE.UU., además de a la Casa Blanca, la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y la Agencia Central de Información (CIA).