opinión > Aurelio Abreu

Ser voluntario: motivo de gratitud y felicitación > Aurelio Abreu

El Área de Acción Social del Cabildo Insular de Tenerife, a través del Centro de Entidades de Voluntariado y el Instituto de Atención Social y Sociosanitaria, ha fallado los XV Premios a la Solidaridad, creados para distinguir a quienes desarrollan una actividad solidaria y altruista de cara a la sociedad y, en especial, a sus colectivos más vulnerables. Para ellos no podemos tener más que gratitud, y me gustaría que estas palabras sirvieran para trasladarles nuestra sincera felicitación desde el área de Bienestar, Sanidad y Dependencia.

El Premio al Mejor Proyecto de Acción Solidaria ha recaído en la Asociación de Hemofilia de la Provincia de Santa Cruz de Tenerife (Ahete), por su trabajo de servicio de información y orientación. Sin duda, hay que valorar la labor que desarrollan los miembros de esta entidad, respaldando a los afectados por la hemofilia, dándoles la información que precisan para que su calidad de vida no se vea mermada por una enfermedad que aún genera desconfianza por la falta de conocimiento entre la sociedad. El trabajo de Ahete no se limita a sus socios, sino que trasciende y repercute en toda la sociedad tinerfeña.

La Asociación “Banco de Alimentos” ha sido distinguida, con toda justicia, con una mención honorífica por su trayectoria. De forma callada y discreta, esta entidad suministra bienes de primerísima necesidad a quienes, por sus circunstancias, más faltos están de ellos, y no exageramos si decimos que garantizan la supervivencia, en condiciones de dignidad, de muchas familias.

En la misma línea se ha querido premiar la labor, humilde al mismo tiempo que inconmensurable, de sor Josefina Cabrera en el comedor social de La Milagrosa, en Santa Cruz de Tenerife, que gestiona con las Hermanas de la Caridad. Estas religiosas enfrentan la crisis en su cara más amarga, atendiendo a diario, a menudo con medios precarios, a quien se acerca en busca de un plato o una bolsa de comida. Nos sirven de lección en lo que se refiere a entrega y voluntad de servicio, y su ejemplo debe inspirarnos a todos para construir una sociedad mejor.

Por último, el Cabildo ha querido reconocer también la responsabilidad social corporativa de dos empresas con fuerte implantación en la Isla: Cepsa y Grupo CIO. Cada vez más, y esto es un éxito, las empresas comprenden la importancia de imbricarse en la sociedad y devolver parte de sus beneficios mediante acciones de tipo social, ya sea de concienciación medioambiental, de ayuda a colectivos determinados, etc.

A todos los premiados les agradecemos los tinerfeños su labor y su ejemplo, porque nos ayudan a levantar una sociedad más justa, una Isla de personas más solidarias y concienciadas, dispuestas a encarar el futuro tejiendo redes de ayuda mutua.

Aurelio Abreu Expósito es Vicepresidente segundo y consejero de Bienestar, Sanidad y Dependencia del Cabildo Insular de Tenerife. Senador por la Isla