El Hierro >

Un jubilado helvético camina desde Suiza para llegar al ‘fin del mundo’

EFE | Valverde

De Suiza a El Hierro en 195 días caminando, y el último tramo hasta la isla canaria en barco, es la particular travesía realizada por Nicolas Bessire, un suizo de 65 años que decidió realizar esta ruta de más de 4.000 kilómetros de distancia en su proyecto Desde Suiza hasta el fin del mundo, el antiguo meridiano cero.

Nicolas Bessire, que es ingeniero forestal, relató que la intención de realizar este viaje era el visitar todos aquellos lugares en los que había estado durante toda su vida en un solo viaje y caminando, lo que añadiría nuevas emociones e impresiones a la travesía.

Tan solo una jornada después de su jubilación, el día de su cumpleaños, cogió una mochila de casi 20 kilos de peso y empezó a caminar, algo que le llevaría a través de una ruta por los recuerdos de su vida.

“Ha sido como una película de mi vida”, relata Nicolas. Tras los 6 meses y 10 días que le ha llevado completar esta travesía que comenzó el 5 de julio de 2011 hasta su llegada a la Isla el 12 de enero, Nicolas Bessire recorrió a pie una gran cantidad de ciudades y pueblos franceses y españoles. El viajero realizó a pie el recorrido entre Suiza y Barcelona y desde esta ciudad partió en barco hasta Tenerife, donde tomó otra embarcación que lo llevó a El Hierro.

Durante el trayecto se mantuvo informado de la situación que vivía la Isla herreña a causa del nacimiento de un volcán en sus aguas, pero esto no le hizo echarse atrás en su plan de arribar a El Hierro y llegar a su destino “en el fin del mundo”.

Nicolas detalla que la travesía no ha sido fácil pero ha valido la pena llegar a su destino en la isla de El Hierro, donde le esperaba su esposa.

Su isla preferida

El viajero helvético ha visitado El Hierro en cuatro ocasiones y es su isla preferida del Archipiélago canario. Durante el viaje Nicola mantuvo informado a familiares y amigos a través de su blog, en el que detallaba diariamente su recorrido y las experiencias vividas en los tramos realizados día tras día.

A su juicio, El Hierro es una isla llena de maravillas naturales, virgen y muy acogedora que continúa siendo un paraíso al que invita a conocer a todos aquellas personas en busca de aventuras y tranquilidad. “Es una isla especial y diferente con muchas cosas por descubrir y que disfrutar”, añadió.