lucha canaria >

Una escultura en el corazón de Santa Cruz para el ‘Pollo de Máguez’

Andrés Luzardo recibió el reconocimiento de sus compañeros del Santa Cru, su familia y las autoridades. | DA

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz

Una escultura en la plaza Primero de Mayo, junto al Mercado de Nuestra Señora de África, recuerda desde este viernes a Andrés Luzardo el Pollo de Máguez, un histórico luchador conejero, que se afincó en la capital de Tenerife y fue puntal de la época de oro del Santa Cruz Club de Luchas, en la década de los 60. El monolito se ha hecho realidad gracias a la iniciativa de históricos luchadores tinerfeños, especialmente de sus compañeros del Santa Cruz, donde luchó durante 14 años.

“Hemos querido hacerle este homenaje no solo por su cualidades como luchador y su nobleza en los terreros, sino también porque se ganó el respeto de todos los santacruceros que lo conocieron por su calidad humana y generosidad”, aseguró Nino Morales, uno de los compañeros que promovieron este reconocimiento público y duradero a Andrés Luzardo.

La importancia de la figura del Pollo de Máguez quedó patente este viernes con masiva asistencia de autoridades y luchadores al sencillo y emotivo acto, al que asistieron la consejera de Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, Inés Rojas; el presidente de la Federación Canaria de Lucha, Germán Rodríguez; el acalde de Haría, José Torres Stinga; el presidente de la Federación de Lucha de Lanzarote, Leandro Morales; el gerente del Organismo Autónomo de Deportes de Santa Cruz de Tenerife, Jordi Bercedo; el ex fiscal general del Estado e histórico luchador herreño, Eligio Hernández, y una enorme representación del mundo de la lucha de Tenerife y Lanzarote.

Todos los presentes destacaron, además de sus cualidades para la lucha, la faceta humana del Pollo de Máguez. La consejera Inés Rojas hizo hincapié en que el homenaje muestra “la calidad humana no solo de Andrés Luzardo, sino también de sus amigos y de la nobleza con que se vive el deporte de la lucha”. Rojas añadió que “actos como este me hacen sentir, si cabe, más canaria y demuestran lo grande que somos como pueblo”.

Por su parte, el presidente de la Federación, Germán Rodríguez, agradeció la iniciativa de “los que han querido recordar a uno de los grandes de la lucha y mostró su orgullo por las cualidades que demuestras los hombres de nuestro deporte reconociendo “a los que se han ido”.

El alcalde de Haría, José Torres Stinga, resaltó la generosidad de “Andrés, al que vi pasear por Haría cuando iba a su isla de vacaciones” y explicó que esta generosidad acabó convirtiendo su casa en un lugar donde recalaban todos los lanzaroteños que se desplazaban a Tenerife, “un verdadero consulado”.

Eligio Hernández, dirigiéndose a la hermana del Pollo de Máguez, Victoria Luzardo, presente en el acto destacó que durante los muchos años que trató a Andrés Luzardo “jamás me pidió un favor para él, siempre que se dirigió a mí, lo hizo para mediar en favor de otros”.

El acto concluyó con la lectura de unos poemas entrañables escritos por Arístides Díaz Chico para loar al homenajeado.

[apunte]

Datos biográficos

Andrés Luzardo nació en Haría (Lanzarote) en 1935 y su afición por la lucha canaria empezó desde muy pequeño. Su primer equipo federado fue el Krüger de Gran Canaria, isla la que se desplazó para realizar el servicio militar en 1957. En la siguiente temporada forma parte del Adargoma, para recalar finalmente en el Santa Cruz C.L., de la mano de mítico Pancho Camurria. Con 1,96 metros y 100 Kilos queda campeón en la década de los sesenta como puntal del gran equipo de Santa Cru. En 1970 Andrés Luzardo se convierte en entrenador y siguió vinculado y pendiente de la lucha canaria hasta el final de su vida. Andrés Luzardo falleció en 2007 con 71 años.

[/apunte]