campeones del paro >

Uno de cada tres canarios en edad de trabajar carece de empleo

AGENCIAS | Santa Cruz de Tenerife

El número de parados creció en Canarias el año pasado en 27.500 personas, un 8,75%, hasta situarse en 341.900 desempleados, el 30,93% de la población activa regional, según datos difundidos ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De acuerdo con la Encuesta de Población Activa (EPA) del cuarto trimestre de 2011, el Archipiélago se sitúa como la segunda Comunidad Autónoma con más paro del país, por detrás de Andalucía (31,23 %), con una tasa ocho puntos superior a la media nacional (22,85 %), y fue la quinta región donde menos se incrementó el paro en 2011, por detrás de Aragón (5,89%), Murcia (el 6,66%), Castilla y León (7,91%) y Cantabria (8,44%).

El año pasado la economía canaria destruyó 7.600 puestos de trabajo netos y su población activa se incrementó en 19.900 personas, lo que se tradujo en un incremento del desempleo de 27.500 personas con respecto a 2010. Por provincias, Las Palmas cerró 2011 con 181.100 parados, el 32,36% de su población activa, y Santa Cruz con 160.800 desempleados, el 29,46%.

Solo en los tres últimos meses del año se destruyeron en las Islas 20.100 puestos de trabajo respecto al trimestre de verano (julio-septiembre) y la población activa se redujo en 6.900 personas. Como consecuencia, el paro se incremento solo en esos tres meses en 13.200 personas respecto al verano, un 4,03%. Por sexos, en Canarias hay 184.700 varones en paro, con una tasa de desempleo del 30,52% y 157.200 mujeres (31,43%).

Imagen de archivo de la oficina de empleo de La Laguna. | DA

A nivel nacional, el desempleo subió en 577.000 personas en 2011 respecto a 2010, un 12,3% más, situándose el número total de desempleados en 5.273.600 personas, cifra inédita hasta ahora para la economía española.

La tasa de paro escaló al cierre del año pasado hasta el 22,85%, porcentaje 2,5 puntos superior al de 2010.

Asimismo, la destrucción de empleo en 2011 afectó a todos los sectores, menos a la agricultura, que creó 400 puestos de trabajo (0,5%). En los demás sectores se destruyó empleo, con la construcción a la cabeza. El ladrillo perdió 295.600 puestos de trabajo (18,8%), mientras que los servicios destruyeron 212.500 ocupaciones (1,6%) y la industria vio desaparecer 96.500 empleos (3,7%).

El director del Servicio Canario de Empleo (SCE), organismo dependiente del Gobierno de Canarias, Manuel León, calificó ayer de “emergencia social” los datos que arroja la EPA. Por ello, León anunció que la consejera canaria de Empleo, Industria y Comercio, Margarita Ramos, ha solicitado de manera urgente una reunión con la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, para analizar conjuntamente estos datos y promover un marco específico para la creación de empleo en las Islas que contemple una distribución de fondos.