santa cruz >

Y el domingo, resucitó Santa Cruz

A primeras horas de la mañana, Maya era uno de los comercios que recibía numerosa clientela para conocer de primera mano las ofertas especiales del establecimiento. / JAVIER GANIVET

NATALIA TORRES | Santa Cruz de Tenerife

Quien visitara ayer la principal arteria comercial de Santa Cruz, la calle Castillo, perfectamente podría haber pensado que se trataba de un día laborable o que las compras navideñas aún no habían terminado. Si el sábado fue un día “de locura” ante el inicio del periodo de rebajas, ayer no le estuvo a la zaga, “algo más tranquilo” según los comerciantes, pero igualmente fructífero. Los descuentos de hasta el 50% en muchas de las tiendas de la calle Castillo la convirtió en un hervidero de gente durante toda la mañana. Los clientes llenaban las tiendas que, a pesar de ser domingo, abrieron sus puertas.

Uno de los comercios que ayer dedicó el festivo a sus clientes fue Maya que, con atractivos descuentos, atrajo a numerosas personas a su establecimiento donde, como confirmaron, “el día estaba funcionando muy bien”, incluso con personal de refuerzo para atender a la clientela que aprovechó las ofertas.

La mayoría de los comercios que abrieron en la calle Castillo fueron las franquicias, como Mango, Women Secret, Blanco o Zara. En esta última tienda, explicaba una de sus dependientes que el día estaba “muy animado”, más que otros domingos que han abierto. “Mucha gente que vino ayer y no quiso hacer cola ha vuelto hoy con más tranquilidad”, comentó la dependienta. En Women Secret, Tere, una de sus responsables, señalaba que “el día está marchando muy bien” y matizó que la clientela era “gente de aqui” y no turistas. El que el inicio de las rebajas coincidiera en sábado no ha perjudicado las ventas tal y como destaca esta dependienta, “creíamos que las cosas iban a ir peor por ser sábado pero han funcionado muy bien”. Desde otra de las tiendas abiertas, su propietaria señalaba que “estamos luchando mucho” en relación a la apertura de los domingos y quiso insistir en que “estamos abiertos todos los domingos que hay cruceros en el Puerto”. “Que la gente lo sepa y que no los engañen para llevárselos a otros municipios diciendo que aquí no abrimos” añadió. Al igual que el resto de tiendas, en ésta también el fin de semana estaba siendo uno de los buenos.

Las colas en caja a la hora de pagar era la imagen más repetida en las distintas tiendas que ayer abrieron en la calle Castillo. / JAVIER GANIVET