MÚSICA >

Antonio Orozco: “El cierre de Megaupload deja claro que existe una propiedad intelectual”

Antonio Orozco vino a la Isla a recoger un premio de Cadena Dial. | SERGIO MÉNDEZ

CYNTHIA HERRERA | Santa Cruz de Tenerife

Con motivo de la edición número 16 de los Premios Cadena Dial, celebrada el pasado miércoles en el Auditorio de Tenerife Adán Martín, Antonio Orozco visitó Tenerife para recoger un premio a su trayectoria musical. Este barcelonés, de raíces sevillanas, comenzó su carrera musical en el año 2000 con su disco Un reloj y una vela, aunque su afición por componer y por cantar se remontan a mucho antes. A finales de 2011 lanzó su sexto disco, Diez, un homenaje al decenio que lleva en el panorama musical español.

-¿Cree que ha cambiado mucho la manera de hacer música, sobre todo con la irrupción de Internet?

“No ha cambiado tanto la manera de hacer música, sino más bien la distribución. Internet, en general, ha supuesto un gran avance en todos los aspectos. El problema de la piratería, más que un problema del desarrollo de la Red, es un problema de las lagunas legales. Pero hay algunos países donde todas esas lagunas están cubiertas. Por lo tanto, no todo lo malo parte de Internet, sino que todo lo bueno y todo lo que vendrá en adelante parte de Internet”.

-¿Piensa que como compositor ha tenido más difícil conseguir que sus canciones se conviertan en éxitos?

“No, yo creo que hay dos caminos para elegir en la vida: el fácil y vendido, que es en el que te vendes a los medios de comunicación y hablas de tu vida; y el que yo elegí, el de tratar de hablar de música y de canciones y obviar el resto de mi vida, que es bastante normal, como la vida de cualquier ser humano. En mi opinión, los dos caminos son igual de dignos. Cada uno sabrá lo que hace con su vida y ver las explicaciones que tiene que dar”.

-¿Cuando compone un tema siempre sigue el mismo procedimiento, o es algo que surge de manera espontánea?

“La verdad es que es algo muy metódico y complicado. Son cosas importantes las que uno tiene que contar y necesita un espacio y un tiempo. La verdad es que por las mañanas, cuando me levanto después de haber compuesto una canción, me doy cuenta de lo malo que soy. Y sólo a veces digo: ‘¡Oye esto está bien, me gusta mucho!’ Aunque algo pueda sonar bonito, sino cumple las mínimas establecidas, se queda en el olvido”.

-¿Cuál cree que ha sido el secreto de su éxito?

“Te agradezco la consideración de éxito. Para mí el éxito llegó hace muchos años cuando tuve la oportunidad de dedicarme cien por cien a algo que me permite soñar y sentirme muy vivo.

-¿Qué es lo que más le gusta de ser músico? ¿Y lo qué menos?

“Lo que más me gusta es tener la posibilidad de expresarme, de decir muchas cosas que no sería capaz de otra manera, supongo que esto me permite ser más libre, más ser humano. La distancia es lo que menos gusta, pero es algo indispensable para alcanzar los objetivos que yo tengo, como ser humano y músico”.

-¿De todas sus canciones con cuál se quedaría?

“Hay canciones que me han dado mucho, pero que en un principio no hubieran estado en el disco. Y canciones que son totalmente desconocidas para la gente, que para mí son brillantes. Uno no hace las canciones para cantárselas a uno mismo en el espejo del cuarto de baño, sino para compartir con la gente. Yo escribía canciones desde que contaba con ocho años, porque tenía una novia en el asiento de delante y no tenía valor para decirle nada y le escribía notitas”.

-Por todos es conocido el gran daño que provocan las descargas ilegales y la piratería al sector de la música. ¿Qué piensas sobre ello?

“Las descargas ilegales tienen que ver directamente con las lagunas legales que existen El cierre de Megaupload deja claro que existe una propiedad intelectual que hay que proteger. Los músicos llevan talento alrededor del mundo con la única intención de sobrevivir. Cómo vas tu a permitir que todo el mundo te esté sustrayendo de una forma ilícita y mal hecha, porque encima lo que estás escuchando lo estás escuchando mal. Los programas como Spotify son una buena apuesta: es libre y legal. Puedes escuchar la música gratis y con una muy buena calidad. No es una cuestión de dinero, sino de equilibrio y de mentalidad”.

-¿Cómo ve la industria de la música dentro de 10 años?

“Maravillosamente bien, yo creo que la industria, a pesar de ser lenta, es bastante inteligente y, dentro de unos años, todos los circuitos estarán definidos. El cierre de Megaupload y de portales similares, obligará a la gente a hacer un uso inteligente y responsable de la música, el cine y demás. Para todo eso falta inversión, dinero y desarrollo, y que todos queramos. Coger la música o las películas de Internet, no solamente devalúa el desarrollo, sino que también entorpece que las tecnologías crezcan para el bien común”.