REFORMA LABORAL>

Báñez pide a PSOE e IU que apoyen la reforma

EFE | Madrid

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha asegurado este miércoles que “todos” los agentes económicos y sociales apoyan la reforma laboral aprobada por el Gobierno, por lo que ha emplazado al PSOE e IU a que dejen la “confrontación” y presenten propuestas en vez de movilizarse.

En la sesión de control al Gobierno del Congreso de los Diputados, Báñez ha respondido así a los diputados de IU Gaspar Llamazares y del PSOE Pilar Lucio, quienes le han preguntado si piensa que su reforma laboral servirá para crear empleo.

Llamazares ha afirmado que el real decreto-ley con el que se ha aprobado la reforma del mercado de trabajo es el del “estado de excepción laboral”, por lo que ha emplazado a Báñez a que lo retire.

En su opinión, la reforma se ha aprobado de manera “ilegítima” porque no estaba en el programa electoral del PP, porque no ha sido consultada con los sindicatos y porque no fue anunciada por la ministra cuando compareció en la Comisión de Empleo y Seguridad Social del Congreso.

De la reforma ha dicho que convierte el Estatuto de los Trabajadores en el de los empresarios, que no es equilibrada porque implementa la “ley del más fuerte” y supone un “expolio” del 20 % de las rentas de los trabajadores.

La ministra le ha respondido que ahora es tiempo de responsabilidad, porque se va a iniciar su tramitación parlamentaria, y le ha emplazado a presentar propuestas y a no movilizarse, porque con las descalificaciones y con las mentiras no se crean empleos.

Además, Báñez ha reiterado que la reforma traerá más empleo y más estable, más derechos para los trabajadores en materia de formación y respeta el II Acuerdo sobre Empleo y Negociación Colectiva de los empresarios y los sindicatos.

Por su parte, la diputada socialista Pilar Lucio ha destacado que la reforma es “desequilibrada”, porque una parte sale ganando claramente; es “irrespetuosa” con el diálogo social y es “engañosa” porque llama indefinido al contrato libre, lo que mejorará la estadística del paro, pero no la situación de las personas.

Lucio también ha advertido de que se va a un empleo sin derechos, lo que en su opinión no supone un trabajo.

Fátima Báñez le ha recordado que su etapa como dirigente del gobierno socialista extremeño se ha saldado con una tasa de paro del 28 %, por lo que le ha pedido que no le dé lecciones.

Del anterior ejecutivo central socialista también Báñez ha dicho que es el causante de los actuales 5,3 millones de parados y de haber dejado una España sin oportunidades y en crisis social “absoluta”.