POLÍTICA >

Canarias pagará 490 millones más sin las primas de las energías renovables

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

La Comunidad Autónoma de Canarias deberá pagar 490 millones de euros más en electricidad por la decisión del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, de José Manuel Soria, de suprimir las primas a las energías renovables. En este sobrecosto también influye la ausencia de las regasificadoras, previstas para su construcción en Granadilla y en Gran Canaria. Estos datos fueron ofrecidos este sábado por el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Santa Cruz de Tenerife.

Este organismo profesional anunció que apoyará al Gobierno de Canarias, de manera “firme y decidida”, en todas aquellas medidas que sirvan para acelerar la implantación en el Archipiélago de plantas regasificadoras e instalaciones de energías renovables.

Así se recoge en las alegaciones que presentará esta entidad para la revisión del Plan Energético de Canarias (Pecan 2006-2015), entre las que incluye una “apuesta clara” por el gas natural y las energías renovables “a pesar” de que el Real Decreto Ley 1/2012, por el que el titular del Ministerio de Industria, José Manuel Soria, suspende toda ayuda económica para las nuevas instalaciones. El documento del colegio provincial cifra en 490 millones de euros el sobrecosto anual que tendrá para las Islas la eliminación, por parte del Gobierno central del PP, de la subvención de la tarifa eléctrica, que “mermará” la partida destinada a esta comunidad en los Presupuestos Generales del Estado.

En concreto, según este organismo, Canarias dejará de ingresar 300 millones de euros por no haberse puesto en servicio las plantas de regasificación de Granadilla y Gran Canaria. A esta cantidad hay que sumar otros 190 millones de euros por la energía eólica no instalada. Todo ello supondría, aproximadamente, un 7% de los presupuestos autonómicos para 2012.

El Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de la provincia occidental entiende que ha comenzado el fin de las compensaciones a la energía eléctrica consumida por todos los canarios y que, por lo tanto, “se enciende la alarma” ante el posible comienzo de una situación de desventaja para las empresas e industrias locales, a la hora de competir con las del resto de España.

Las Islas, agregaron en un comunicado, podrán estar en una clara situación de desventaja competitiva, por el mayor coste de la energía eléctrica necesaria para el funcionamiento de sus industrias y empresas.

A partir de 2013

Si a partir de 2013 se quisiera mantener la igualdad en el precio de la energía eléctrica con el resto de España, según esta entidad, ésta debería ser subvencionada o compensada en su totalidad con cargo a los presupuestos de la Comunidad Autónoma de Canarias, en detrimento de una reducción en otras partidas que hoy cuentan con fondos.

Mientras tanto, “los canarios seguirán cofinanciando” el mantenimiento de la moratoria nuclear y las ayudas al sector del carbón nacional.

A juicio de los ingenieros industriales, la reducción de estos sobrecostes pasa por la implantación de infraestructuras energéticas fundamentales para el desarrollo económico de esta región, tales como las plantas regasificadoras y las instalaciones eólicas.

Sin embargo, es precisa una “revisión íntegra”, según expusieron, de la planificación de las energías renovables que observa el Pecan a propósito de la reciente convalidación del Real Decreto Ley 1/2012, que deja “en el aire” toda inversión en instalaciones de este tipo y, particularmente, el concurso eólico regional del año 2007.

Según los datos del Ejecutivo regional y del sector empresarial la inversión paralizada alcanza los 1.150 millones de euros y afecta a 500 empleos directos.

El colegio tinerfeño afirmó que resulta “inaudito” que una región como Canarias, con uno de los potenciales eólicos más relevantes de toda Europa, permanezca a la cola en este tipo de instalaciones, recordando la anulación del primer concurso en 2004, “por corrupción”.

En ese momento, el responsable autonómico en la materia fue Luis Soria, del PP, que es hermano del actual ministro homólogo. Pero este organismo también achacó este escenario a la “paralización” que sufre el segundo concurso eólico en 2007, especialmente en el área de Medio Ambiente del propio Gobierno regional, responsabilidad de Domingo Berriel de CC, “producto de una urdimbre” legislativa tejidas por las administraciones y que disuade toda inversión económica.

[apunte]

El paro y las dudas de algunos sobre el gas

El Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Santa Cruz de Tenerife no entiende que se recurra al concurso público para la asignación de la potencia eólica cuando “se ha demostrado, de manera reiterada, la ineficacia de éste y la imposibilidad” de permitir el desarrollo e implantación de esta energía en las Islas.

Respecto a los objetivos que plantea el plan energético en revisión, este colegio considerará “todo un éxito” que se puedan instalar los 536 megavatios contemplados en dicho concurso en los próximos cuatro años, “teniendo en cuenta la situación comentada y siempre que se logre algún tipo de incentivo”. Una ayuda, añadieron, que debe ser similar al contemplado en el anterior régimen retributivo de primas para aquellas instalaciones productoras de energía eléctrica utilizando energías alternativas.

En cuanto a los 350 megavatios contemplados en el Pecan a instalar solo en 2015, este organismo entiende que deberían ser considerados en la próxima revisión, habida cuenta de la experiencia acumulada en los últimos concursos y el cambio normativo sufrido por el sector.

Entre las alegaciones del colegio al Pecan también figura una petición expresa para que se incluyan datos reales de los dos últimos años.

Se advierte así sobre la necesidad de sustituir las previsiones incluidas en el texto actual con una información más precisa sobre lo que fue la demanda energética en 2011, igual que la de combustibles en 2010 y 2011, máxime cuando los datos aportados dan por acabada la caída en la economía de las Islas durante el 2011 y un comienzo ascendente en el consumo energético.

La realidad es que ya se recoge e indica de manera oficial que la economía regional, durante el 2013, continuará sumida en una fase de crecimiento nulo. La corporación colegial no entiende que, con un 30% de paro en las Islas, se continúe planteando si conviene o no la instalación de las plantas de regasificación.

[/apunte]