medios de comunicación >

César Garrido se lleva el bote más alto de la historia de ‘Pasapalabra’, 1,5 millones de euros


DIARIO DE AVISOS
| Santa Cruz

El periodista César Garrido inscribió su nombre en ‘Pasapalabra’ al llevarse el premio más alto de la historia de Telecinco, 1.524.000 euros. Este residente en Cuenca, tiene 34 años, está soltero. Es diplomado en Magisterio y licenciado en Publicidad. Tras ejercer durante una década como profesor -especializado en la enseñanza del inglés- trabaja como periodista de Cultura y Deportes en un diario digital de su ciudad.

Su principal arma: una gran capacidad para memorizar y controlar cada situación. Éste es el perfil de César Garrido, concursante de ‘Pasapalabra’ que ha inscrito su nombre en el cuadro de honor del concurso al conseguir el premio más alto de la historia de Telecinco: 1.524.000 euros.

Aficionado a la gastronomía, el cine, la música y los deportes -es seguidor incondicional del baloncesto-, César Garrido ha protagonizado una trepidante carrera en la prueba de ‘El Rosco’ para resolver las 25 definiciones que le ha propuesto Christian Gálvez. El actor Luis Merlo y la presentadora de Deportes Cuatro Lara Álvarez han acompañado al concursante en su camino hacia el triunfo.

José Manuel Lúcia, Carlos Villalba, Carlos Adán, Laura Gonzalo, María José Hernanz… y ahora César Garrido. Precisamente la casualidad ha querido que la “gesta” del conquense se produzca justo un año y un día después de la protagonizada por Villalba, que el pasado 23 de febrero de 2011 se alzó con los 852.000 euros del último bote entregado hasta ahora.

El periodista César Garrido completó el 'rosco' y se embolsó 1,5 millones de euros. | DA

Garrido: “Tenía la sensación de que podía ser el día porque nunca había completado una primera vuelta tan buena”

Tras hacerse con el bote en el programa grabado que Telecinco emitió en la tarde de este viernes, Garrido no se creía que se había llevado más de 253 millones de las antiguas pesetas. “Me acordé de la familia y pensé que esto iba a abrir un camino para que vivamos un poco mejor”, dijo ilusionado. “No me lo esperaba. Dije ‘¿qué está pasando?’, me quedé un poco ‘de palo’. Lo asimilé mucho más tarde y de hecho aún lo sigo asimilando. A pesar de que todo el mundo me iba diciendo que me lo iba a llevar, en ese momento era como si no fuera yo. Fue raro. Muchas sensaciones mezcladas: sorpresa, alegría, alivio, incertidumbre… Se me agolparon muchas cosas. Me acordé de la familia y pensé que esto iba a abrir un camino para que vivamos un poco mejor”.

El concursante, que ha acertado 20 ó más definiciones en 20 de sus 29 participaciones (casi un 69%), se ha referido también al ‘rosco’ definitivo, que le ha llevado a conseguir el bote: “El último ‘rosco’ fue muy rápido. Aunque no soy muy consciente del momento, tenía la sensación de que podía ser el día porque nunca había completado una primera vuelta tan buena”.

Además, ha reconocido que “más que en superar ‘El rosco’ pensaba en batir el record de Carlos Adán (con 39 programas consecutivos, el concursante con más participaciones de ‘Pasapalabra’). En los últimos programas había olvidado ya un poco los nervios y me sentía bastante cómodo. Pensaba en seguir acumulando programas y el bote la verdad no me preocupaba demasiado”.

Sin embargo, el camino hacia el éxito ha sido complicado. De este modo, el concursante reconoció haber pasado por momentos difíciles: “Mi séptimo programa fue uno de los momentos más complicados. Empaté con Sonia, una concursante de Lérida. Era muy buena y estuve a punto de ser eliminado”.

Respecto a las claves que le han llevado a pasar a la historia de ‘Pasapalabra’, César Garrido, quien se ha reconocido “seguidor del concurso desde sus inicios”, ha asegurado que “dejando a un lado los primeros programas, he ido manejando poco a poco la tensión y los nervios. Además, es muy importante manejar bien el tiempo de ‘El rosco’, no perder segundos en pararte a pensar una palabra. El control del tiempo, de la situación y de los nervios ha sido clave.

Sobre el destino que le ha dado la millonaria cifra del premio conseguido, Garrido, señaló que No me voy a volver loco. Lo disfrutaré lo que pueda y emplearé también parte a cumplir con mi deber de ciudadano, contribuyendo con causas que son verdaderamente importantes y que te llegan, porque pueden mejorar la vida de gente que lo pasa mal, que sufre y que uno como persona que va por el mundo lo sabe y reflexiona sobre ello. Ayudaré a alguna asociación que se dedique a mejorar la vida de las personas. Además, también me daré algún buen viaje y algún que otro capricho”.

Por su parte, Christian Gálvez, que se sentía como Robin Hood al entregar una cifra tan alta, reconoció que “fue quizá uno de los momentos más bonitos que he vivido en todo el concurso”, formato que presenta desde su estreno en Telecinco en julio de 2007. “Lógicamente lo he vivido con muchos nervios, porque es el premio más alto de la historia de Telecinco y después de casi cinco años presentando el programa ha sido un ‘subidón'”.

A su juicio, lo que ha llevado a César a convertirse en el ganador del mayor premio del concurso en la cadena ha sido “quizá esa pizquita de suerte. La templanza la tenían todos; la seguridad en sí mismos la tenían todos; el conocimiento lo tenían todos pero quizá al resto les faltó el factor suerte, que es determinante”.