economía >

De Guindos dice que las previsiones “más pesimistas” de la CE lanzan el debate para flexibilizar el déficit

AGENCIAS | Bruselas

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha dicho este martes que las previsiones económicas “más pesimistas” que la Comisión Europea publicará el próximo jueves servirán para lanzar el debate sobre la flexibilización de los objetivos de déficit para salvaguardar el crecimiento.

El ministro señaló que las cifras “van a ser más pesimistas” que las últimas divulgadas por Bruselas en octubre y que fueron las que “sirvieron de base” a la elaboración de “los presupuestos y los programas de estabilidad de los países de la zona euro”.

De Guindos, en una rueda de prensa en Bruselas tras el Consejo de Ministros de Economía y Finanzas de la UE, eludió decir si España pedirá una flexibilización de su objetivo de déficit.

Si no hay cambios, España debe rebajar el déficit desde alrededor del 8% del PIB en 2011 (dos puntos más del compromiso que el Gobierno anterior había asumido con la UE) hasta el 4,4% en 2012.

Afirmó que tras ver datos de la Comisión se inicia el proceso de análisis. “Se conocerán estas proyecciones el día 23 iniciaremos el proceso de análisis de las implicaciones que tienen estas nuevas cifras de crecimiento económico” en las cifras macroeconómicas españolas.

“Es un proceso natural, es un proceso que tenemos que hacer de forma coordinada, que tenemos que hacer absolutamente incardinados con nuestros socios europeos y con la Comisión”, ha defendido De Guindos.

En todo caso, “estamos absolutamente comprometidos con el ajuste presupuestario”, tal como se verá con el proyecto de presupuestos generales del Estado, que se presentará a finales de marzo, recalcó el responsable de Economía.

Indicó que la austeridad presupuestaria es “básica para la confianza”, pero reiteró que el Ejecutivo español está poniendo en marcha reformas (como la del sistema financiero o la laboral) para evitar la “sangría” económica que sufre España en los últimos meses y fomentar el crecimiento una vez que se alcance la estabilización de la economía.

“España ha estado y va a estar en contacto estrecho con la Comisión para que la política fiscal española cumpla dos objetivos: el objetivo básico de continuar con el proceso de consolidación, que es un compromiso ineludible por parte de España y por parte de la Unión y simultáneamente favorecer un entorno de crecimiento económico”, ha concluido el ministro.