BALONCESTO > ADECO ORO

Dudas despejadas

Albert Sábat entra a canasta ante el Girona. | DA

ACAN | Girona

El Iberostar Socas Canarias puso fin a su maldición en Fontajau, donde no conocía la victoria, después de ganar ayer domingo al Girona FC por 83-88. El conjunto dirigido por Alejandro Martínez, eso sí, tuvo que luchar al máximo para hacerse con el triunfo, después de llegar a los últimos cinco minutos con empate en el marcador, pero su mayor acierto en los últimos instantes resultó clave para lograr el triunfo.

El primer cuarto resultó un festival de triples, como hacía presagiar el hecho de que la primera canasta del choque, obra de Marc Fernández, fuera desde más allá de la línea de 6,75. Los catalanes, no en vano, anotaron 5 de 7 en este período, mientras que los aurinegros hicieron 4 de 7. La segunda falta de Guillén, que le obligaba a ser sustituido por Lampropoulos, no impedía el despegue de los isleños (12-18), pero la aparición de Freimanis impedía que se terminaran de distanciar (20-20 y 26-29).

La igualdad se mantuvo en el segundo cuarto. Nacho Ordín, así las cosas, conseguía el empate a 31, remontando los catalanes a cinco minutos del descanso tras robo y mate de Freimanis (41-38), lo que obligaba a Alejandro Martínez a pedir tiempo muerto. El receso no pareció surtir efecto, y los gerundenses lograban su máxima renta del encuentro, seis puntos (44-38) tras otro triple de Freimanis, pero Yáñez y Sábat respondían para igualar a 50. Al final, 52-50 al descanso.

El Canarias logró la primera victoria en Girona. | DA

Tras el intermedio, el Girona FC continúa mandando en el electrónico, si bien los laguneros no dejaban que la diferencia se fuera más allá de una o dos canastas (62-59). El dominio de Donaldson en la pintura y el acierto de Sábat desde el triple le daban la vuelta al marcador (62-64), si bien al finalizar este tercer cuarto, las tablas volvieron a imperar en el electrónico (70-70) de un Fontajau que soñaba con repetir la gesta conseguida 15 días antes frente al Ford Burgos.

No cambió el panorama en el comienzo del acto definitivo, hasta el ecuador del mismo, cuando un parcial de 2-9 daba una renta de siete puntos al Iberostar Socas Canarias (74-81). No bajó los brazos, eso sí, el Girona, pero la remontada fue imposible.

[apunte]

“Rompimos una mala racha aquí”

Alejandro Martínez, entrenador del Iberostar Socas Canarias, se mostró aliviado con la victoria cosechada ayer en Fontajau: “Llegábamos con mucha ilusión y ganas de lograr la victoria, sobre todo tras ver los resultados de los rivales directos en esta jornada”. Además, cuestionado por el nivel defensivo de su equipo en la primera mitad, el entrenador tinerfeño admitió que “no es agradable para nadie que el rival haga 52 puntos al descanso”, pero matizó que “en la segunda parte mejoramos mucho la defensa ante un equipo como Girona que juega muy bien”. También mostró su satisfacción por haber ganado en un pabellón tan complicado como el gerundense. “Hemos conseguido romper la mala racha en Fontajau, donde no habíamos ganado ante un rival, el Girona, que cuenta con una gran plantilla. Es una victoria más pero tiene mucho mérito por dónde la hemos conseguido”. Por su parte, Zan Tabak, máximo responsable técnico del Girona, quiso felicitar al cuadro canarista por el encuentro realizado. “Con 83 puntos, llegando con 52 al descanso, no se puede ganar. No hemos ejecutado bien nuestra defensa. Sabíamos que para ganar al líder no podíamos hacer errores ya que éste es un equipo que en breve estará en ACB. Hemos tenido opciones de ganar pero no supimos ejecutarlas bien porque nos ha faltado cabeza y calidad”. Además, destacó la calidad de la plantilla tinerfeña. “Ellos tienen dos hombres por puesto mientras que nosotros contamos con una plantilla muy corta”.

[/apunte]

GIRONA FC 83
IBEROSTAR CANARIAS 88

Partido correspondiente a la 23ª jornada

Girona FC: (26+26+18+13) Vallmajó (11), Fernández (10), Guirao (9), Freimanis (17) y Middleton (17) -inicial-, Coleman (9), Ordín (4), Vila (-), Acosta (-) y Pino (6).

I. Canarias: (29+21+20+18) Sábat (11), Richotti (14), Rost (11), Guillén (8) y Donaldson (18) -inicial-; Yáñez (11), Fuentes (-), Chagoyen (6) y Lampropoulos (9).

Parciales: 26-29, 52-50 (descanso), 70-70 y 83-88 (final).

Árbitros: Juan Manuel Uruñuela y Francisco Javier Bravo. Eliminaron al local Rolands Freimanis.

Incidencias:
Pabellón Fontajau, ante unos 1.400 espectadores.