nacional >

El 43,3 % de los ciudadanos cree que las cosas van a ir mejor con Rajoy como presidente

EFE | Madrid

El 43,3 por ciento de los ciudadanos cree que las cosas van a ir mejor con Mariano Rajoy como presidente del Gobierno en comparación con la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero, frente a un 18,9 por ciento que augura que empeorarán, según el último barómetro del CIS.

En esta encuesta, el 32 por ciento opina que las cosas irán “algo mejor” y un 11,3 por ciento es aún más optimista y cree que será “mucho mejor”, frente a un 12,9 por ciento que augura que será “algo peor” y un 6 por ciento muy pesimista que espera que todo vaya “mucho peor”.

Y frente a estos porcentajes, un 28,1 por ciento de los ciudadanos considera que las cosas van a seguir igual.

Además, casi la mitad, el 48,9 por ciento, considera que la política económica cambiará mucho o bastante, frente a un 36,5 por ciento que considera que habrá pocos o ningún cambio al respecto.

El nuevo Gobierno le ha causado buena impresión al 40,1 por ciento de los encuestados, frente un 33,8 por ciento que la tiene mala

Es mayor el porcentaje que cree que el nuevo Ejecutivo tiene capacidad y competencia, un 44,4 por ciento, frente a quienes opinan que carece de estas cualidades (el 31,7 por ciento) y las opiniones están muy divididas entre los que piensan que tiene ideas y proyectos claros (41,5 por ciento) y los que consideran que no (39,6 por ciento).

En lo que sí obtiene buena nota el Ejecutivo del PP es en la iniciativa y decisión para afrontar los problemas del país: el 50,6 por ciento considera que las tiene frente a un 30,2 por ciento que cree que no.

También está muy repartida la opinión sobre la disposición al diálogo, aunque es algo mayor el porcentaje de ciudadanos que cree que los populares no tienen dicha disposición (el 40,2) frente a los que sí se la otorgan (el 39,7 por ciento).

Y son más (el 41,6 por ciento) los que ven en el Ejecutivo pragmatismo y sentido común que los que creen que carece de ellos (el 35 por ciento).

En cuanto a la política social, el 48,2 por ciento augura muchos o bastantes cambios, frente a un 35,1 por ciento que cree que cambiará poco o nada, mientras que está muy a la par el resultado en el caso de las relaciones con la UE: para el 39,2 por ciento van a cambiar mucho o bastante y para el 39,6 por ciento poco o nada.

Entre quienes creen que los cambios se van a notar, el 65,3 por ciento considera que los económicos serán positivos, como positivos los augura el 75,1 por ciento en el caso de las relaciones con la UE.

Para la política social, la opinión está muy reñida: el 47,5 por ciento espera cambios positivos y el 46,7 por ciento los prevé negativos.