LA PALMA > TURISMO

El Cabildo de La Palma cambia el Plan Territorial para salvar actuaciones turísticas

La isla de La Palma apuesta por diversificar el modelo económico, defendiendo un modelo de turismo sostenible. / DA

DAVID SANZ | Santa Cruz de La Palma

El Cabildo de La Palma va a proceder a modificar algunos aspectos del controvertido Plan Territorial Especial de Uso Turístico (PTE), dado que, entre otras cosas, en algunas actuaciones que se contemplaban en el documento que ordena el desarrollo turístico insular, el plazo previsto para su ejecución se encontraba cerca de caducar.

El consejero insular de Planificación, Anselmo Pestana, indicó que ya le han hecho llegar al grupo de la oposición del Partido Popular (PP) un documento para que lo estudien sobre las modificaciones, de manera que salgan consensuadas. El plazo que le ha dado el grupo de Gobierno a la oposición para que estudie el documento es hasta finales del presente mes, de manera que concluido en el presente febrero puedan encargar estas modificaciones a los técnicos.

El retraso en la aprobación del documento, que sufrió un trámite demasiado engorroso, sumado a la crisis económica que se cruzó con esta planificación una vez aprobada, han sido los elementos que propiciaron que prácticamente no se haya desarrollado ninguna de las actuaciones previstas de carácter hotelero o de ocio, como los puertos deportivos o campos de golf.

El también vicepresidente del Cabildo palmero indicó que además del vencimiento del plazo de algunas intervenciones singulares, el plan territorial también registra un “régimen de distancias entre las mismas que también está creando problemas.

Más seguridad

Pestana puso el acento en que se trata de una modificación del PTE y no un cambio sustancial o revisión del documento, que volvería a generar un nuevo proceso largo de tramitación y suscitaría inseguridad jurídica entre los posibles inversores, precisamente el efecto contrario al que se persigue en esta ocasión.

“Lo que tenemos que hacer es tratar de facilitar el acuerdo para las modificaciones que queremos realizar y no ir a una revisión. Las modificaciones que haremos no tienen carácter sustancial y, por lo tanto, no van a romper el modelo que planifica el Plan Territorial”, matizó el máximo mandatario del Cabildo.

En este sentido, indicó que el objetivo es favorecer que se puedan desarrollar el mayor número de actuaciones posibles sin renunciar a la Ley; más en una situación de crisis como la que atravesamos, donde es fundamental que se genere actividad económica para poder crear puestos de trabajo”.

En lo que se refiere al campo del golf del Valle de Aridane, motivo de divergencias entre los dos socios de gobierno en el Cabildo (Coalición Canaria y PSC-PSOE), indicó que no le afectan las modificaciones.