bonificaciones de las tasas aéreas >

Monarch, Jet2 y Condor anuncian el recorte de sus vuelos con Tenerife

Monarch transportó a Tenerife en 2011 a 335.844 turistas británicos, un 10,6% más de pasajeros en 2010 y realizó 1.682 operaciones. | DA.

MARÍA FRESNO | Santa Cruz de Tenerife

La crisis del sector aéreo en Canarias no ha hecho más que empezar. Al cierre de Spanair hay que unir la decisión de las compañías aéreas Monarch, Jet2 y Condor de recortar sus vuelos con Tenerife el próximo verano si no se prorrogan las bonificaciones de las tasas aéreas. Las aerolíneas así se lo comunicaron ayer al Cabildo de Tenerife, quien reaccionó rápidamente calificando la situación actual de “muy grave”.

El consejero de Turismo del Cabildo insular, Carlos Alonso, no supo aún cuantificar el impacto económico que tendrá esta decisión pero sí recordó que se trata de las principales líneas aéreas de los dos mercados líderes en Canarias, como son el británico y el alemán.

En el caso de la británica Jet2, transportó el año pasado a Tenerife un total de 132.994 pasajeros, lo que supuso un incremento del 37% en relación con 2010. La aerolínea aumentó, gracias a las bonificaciones, las operaciones en 2011 con la Isla el 33%, hasta las 650. “Este año también preveían aumentarlas”, indicó Alonso, “pero nos han dicho que no solo no las aumentan sino que las van a reducir y subirán el precio de los billetes”. En la misma línea actuará Monarch, que el año pasado transportó a la isla de Tenerife 335.844 británicos y realizó 1.682 operaciones.

En cuanto a la alemana Condor, en 2011 incrementó el 10% su número de vuelos con Tenerife y transportó a un total de 224.650 pasajeros. Pero la aerolínea anunció ayer al Cabildo que, si no hay ayudas, renunciará a las nuevas rutas que estaba valorando para el aeropuerto de Los Rodeos.

Alonso afirmó que ya habían advertido al Gobierno central de que la “confusión” generada con respecto a las tasas aéreas podría provocar una situación así y declaró que “las consecuencias ya comienzan a sentirse”. “Los aviones de estas compañías seguirán volando, pero se dirigirán a otros destinos como Egipto, Grecia o Italia, que pagan muy bien las nuevas rutas”, matizó.

Alonso replicó al ministro de Turismo, José Manuel Soria, que las bonificaciones sí que han beneficiado al sector turístico y vaticinó que, si hay menos capacidad aérea, “los precios subirán, los hoteles no se llenarán y no se creará empleo, con lo que esto significa para unas Islas que tienen una tasa de paro del 30%”.

El consejero insular aseguró desconocer el motivo por el que Soria está empeñado en quitar las tasas, pero le recomendó que deje el asunto en manos de Fomento. “A éste le pedimos que mantenga las bonificaciones, al menos este año”. Si se quiere cambiar el modelo, dijo, “tampoco nos opondremos, pero sí que se mantenga”.

Concurso de Spanair

El Juzgado Mercantil Nº 10 de Barcelona declaró ayer el concurso voluntario de Spanair, en el que se contabilizan hasta 3.000 acreedores.

El juez ha decidido tramitar el cierre de Spanair como un concurso voluntario al considerar que así se protege mejor a sus 2.500 trabajadores. Más de medio millar de empleados se manifestó ayer para pedir soluciones ante el cese el viernes de las operaciones de esta firma.