tacoronte >

El Cabildo de Tenerife restaura el entorno del sendero de los 500 escalones en la costa de Tacoronte

Imagen de una zona del sendero de los 500 escalones en el que se realizó una limpieza de sus márgenes. | DA

EUROPA PRESS | Santa Cruz

El Cabildo de Tenerife ha llevado a cabo la rehabilitación del hábitat del acantilado costero de Acentejo, concretamente en el entorno del sendero denominado de los 500 escalones, en el municipio de Tacoronte, y que se encontraba fuertemente degradado y contaminado por los vertidos y rezumaderos de las aguas residuales procedentes de las urbanizaciones situadas sobre el cantil.

Estos trabajos fueron realizados por una cuadrilla de cinco personas con formación en trabajo vertical y contratado en el marco del convenio de colaboración del Cabildo de Tenerife y el Servicio Canario de Empleo, dentro del programa extraordinario de inserción laboral del Plan Canarias Emplea, cofinanciado por el fondo social europeo.

La consejera insular de Medio Ambiente, Sostenibilidad Territorial y Aguas, Ana Lupe Mora, señaló que, con esta actuación, se da respuesta a dos aspectos relevantes para la Isla como son “el cuidado y mejora del medio ambiente y la contribución a la generación de empleo”. Este proyecto denominado ‘Protección de los ecosistemas insulares y gestión de la prevención de riesgos laborales’ se desarrolló entre julio de 2011 y enero de este año y se centró en 270 m2 de superficie, eliminando un volumen total de 3.335 m3 de residuos de flora exótica.

Ana Lupe Mora recuerda que el Paisaje de Costa de Acentejo “tiene un gran interés botánico porque alberga excelentes manifestaciones de vegetación halófila, cardonal-tabaibal y restos de bosque termófilo. Además, existen diferentes especies de aves marinas que colocan sus nidos en los acantilados e islotes como la pardela cenicienta, pardela chica y el petrel de Bulwer”.

El Paisaje Protegido de Costa Acentejo está incluido en la Red Canaria de espacios naturales protegidos con la categoría de Paisaje Protegido y abarca un sector irregular de la costa norte de Tenerife de 13 kilómetros de longitud. Presenta una superficie de 401 hectáreas y ocupa parte de la costa de los municipios de La Orotava y Tacoronte en sus extremos y la totalidad de la costa de los municipios de El Sauzal, La Matanza de Acentejo, La Victoria de Acentejo y Santa Ursula. En él predominan los acantilados, ocasionalmente interrumpidos por la desembocadura de algunos barrancos. Destacan también pequeños islotes y plataformas costeras poco extensas, originadas por coladas que se precipitaron por los acantilados y ganaron terreno al mar.