El congreso regional del PSOE se retrasa hasta después del verano

DOMINGO NEGRÍN MORENO | Santa Cruz de Tenerife

El próximo congreso regional del PSOE será después del verano, revelaron ayer fuentes de la ejecutiva canaria. Aunque, tal y como explicaron, se está en plazo “hasta febrero o marzo de 2013”, en círculos socialistas se venía hablando de mayo de este año como la fecha más idónea. “No hay prisa”, comentaron. “Esto tiene su ritmo”, reiteraron. “No depende del congreso federal. Se hará cuando toque”.

Dentro de unos meses se celebrará una conferencia política que acomodará la organización del partido a la idea del nuevo secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, de unificar criterios para que el PSOE sea “igual en toda España”. Ahí también se acordará si los procesos de primarias se abren a los simpatizantes.

Para convocar un congreso es preciso que lo decida el comité regional, el máximo órgano del partido en Canarias, a propuesta de la ejecutiva. Pero no es previsible que la dirección se reuna esta semana y no solo porque haya pleno en el Parlamento. Normalmente suele hacerlo cada quince días, así que será en cualquier caso a finales de mes.

De momento, parece que José Miguel Pérez optará a la reelección como secretario general regional. El pasado sábado confesó, desde Sevilla, que se sentía “con ánimos para seguir”. De hecho, en su entorno interpretan que el resultado del congreso federal supone un espaldarazo para él y un mensaje para los que aspiran a moverle la silla. Unidad y cohesión son dos palabras que ahora se revalorizan. No obstante, los que apoyaban a la candidata Carme Chacón insisten en diferenciar los espacios. “Es equivocado vincular una cosa con la otra”, resaltaron. “No hay ni rubalcabistas ni chaconistas. A la secretaría canaria se presentará quien quiera liderar un proyecto político. Habrá que ver qué expectativas van a crear a la ciudadanía para proyectar una imagen y una orientación ideológica clara y nítida para todo el mundo. No se pueden adelantar los acontecimientos antes de que lleguen”.

El secretario insular de La Palma, Manuel Marcos Pérez, espera su oportunidad. Lleva meses calibrando sus posibilidades de repetir el intento del congreso extraordinario de 2010, cuando perdió ante Pérez. Con este revés, los afines al anterior máximo dirigente del PSC-PSOE, Juan Fernando López Aguilar, deberán revisar su estrategia. Por el contrario, los afectos a Rubalcaba están convencidos de que esta circunstancia implica un “relanzamiento” del aparato al deducir que es un aval a sus tesis.

“El PSC-PSOE sale muy fortalecido”, recalcó ayer el primer cargo que expresó públicamente sus simpatías por Rubalcaba, porque “hemos doblado nuestra representación en los órganos federales”, manifestó Francisco Hernández Spínola. El hombre de confianza de Pérez y consejero regional de Presidencia transmitió su “enorme satisfacción” por lo que, en la práctica, significa la “sensibilidad” de Rubalcaba con las Islas. La presencia de José Miguel Rodríguez Fraga y Carolina Darias en la ejecutiva se refuerza con otros tres canarios: Andrés Fuentes y Rosa Bella Cabrera en el comité federal y Gloria Rivero en el comité de Ética y Garantías.

En declaraciones a Efe, José Miguel Pérez llamó a “pasar la página de los personalismos”.