adecco oro >

El enemigo estuvo en casa

JOSÉ ANTONIO FELIPE | Santa Cruz de Tenerife

Gustavo Aranzana, José Ángel Antelo, Francis Sánchez y Pedro Robles, además de pertenecer al Cáceres, tienen algo en común: han defendido los colores blanco y azul del Tenerife Baloncesto. Los dos últimos, Francis Sánchez y José Ángel Antelo, fueron protagonistas en algunos de los encuentros más calientes entre tinerfeñistas y canaristas.

Robles, el artillero

Pedro Robles llegó al Tenerife Baloncesto en la temporada 2003/04, la primera de los blanquiazules en la ACB. A pesar de no disponer de demasiados minutos, se mostró como un tirador muy fiable. Para el recuerdo siempre quedará el triple que anotó frente al FC Barcelona en el Palau Blaugrana en el último segundo de un partido ganado por los de Paco García.

El fracaso de Aranzana

Gustavo Aranzana llegó en el curso 2004/05 al Tenerife. Fue una temporada rodeada de impagos y diversos escándalos, como el matrimonio de Tyrone McDaniel. Su trayectoria anterior no permitió al pucelano poder salvar la categoría con un Tenerife Baloncesto que ya estaba herido de muerte.

Polémica en San Benito

Francis Sánchez y Antelo formaron parte de una de las mejores plantillas del Tenerife en su época más reciente.

El primero es un anotador compulsivo mientras que el gallego siempre ha mostrado una capacidad innata para rebotear.

En la temporada 2008/09, ambos jugadores fueron protagonistas del encuentro que en el Ríos Tejera enfrentó al Canarias con el Tenerife Baloncesto. Los canaristas se impusieron por 82-75 a los blanquiazules. La polémica llegó en una jugada en la que los colegiados consideraron que el gallego había cometido pasos antes de anotar un triple en medio de la remontada visitante. Fueron sancionados por la FEB por sus protestas.