política >

El Gobierno paga a los proveedores sin necesidad del Ejecutivo del PP

Imagen de archivo del presidente canario, Paulino Rivero, con el jefe del Ejecutivo estatal, Mariano Rajoy. | DA

BEGOÑA AMEZUA / AGENCIAS | Santa Cruz de Tenerife / Madrid

La decisión del Consejo de Ministros de ayer de aplazar el plan para que las administraciones públicas paguen a sus proveedores no afecta al Gobierno de Canarias. El Ejecutivo de nacionalistas y socialistas aseguró que no tiene tensiones en su tesorería, que satisface sus deudas con los autónomos y las empresas en un plazo de tiempo menor que la media estatal y que la existencia de liquidez, de momento, hace que no sea necesario acudir al mercado para obtener 169,5 millones de euros con el aumento del endeudamiento autorizado por el Ministerio de Economía.

Veinticuatro horas antes de que la vicepresidenta del Ejecutivo estatal del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, anunciara que se retrasaba la aprobación del mecanismo para pagar a los proveedores de las comunidades autónomas y los ayuntamientos; el portavoz del Gobierno de Canarias, Martín Marrero, restaba importancia a este plan estatal.

Marrero aseguraba que “afortunadamente”, la Comunidad Autónoma atendía a sus proveedores en un plazo de entre 40 y 50 días, muy por debajo de la media estatal de 170 días, según el portavoz.

Marrero aseguró además que “no nos importa cualquier regulación que se haga al efecto” porque el Gobierno de Canarias estaba pagando.
Desde la Consejería regional de Economía, Hacienda y Seguridad se aseguraba ayer que el Ejecutivo carecía de tensiones de tesorería, es decir, que no había problemas de liquidez ni de financiación por la existencia de desfases en las arcas autonómicas. Una situación que, según la consejería, hace que no se tenga que acudir, de momento, a la última operación de endeudamiento autorizada recientemente por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

Cristóbal Montoro

Se trata de 169,5 millones de euros que el departamento ministerial de Cristóbal Montoro ha permitido con el fin de que se destine a financiar el segundo tramo del déficit fijado como objetivo de estabilidad de 2011, es decir, el 1,3% del Producto Interior Bruto (PIB) regional.

La autorización fue concedida porque, según las estimaciones ministeriales, Canarias “estaría cerca del cumplimiento” del mencionado objetivo de estabilidad para 2011.

La Consejería de Economía, Hacienda y Seguridad agregó además que, ahora, “no nos hace falta” ese dinero. Tradicionalmente, los problemas de liquidez del Ejecutivo regional se producen durante el segundo semestre del ejercicio económico en curso.

Un comportamiento que fue muy evidente en 2010 y en 2011. Hace dos años, el Gobierno de Canarias tuvo que cerrar anticipadamente el presupuesto es decir, que dejó de reconocer nuevas facturas desde finales de noviembre del mencionado ejercicio económico.

Obligatoriedad

El motivo fue la obligatoriedad de controlar el déficit, que no debía superar el 4,2% del PIB regional. Se logró el objetivo al ahorrar, en cinco semanas, 208 millones de euros además de conseguir aumentar los ingresos en caja por valor de 115 millones de euros.

Este esfuerzo permitió que el ministerio aprobara para las Islas un plan de equilibrio 2011-2013, que posibilitaba a la comunidad a acudir a nuevo endeudamiento en 2011. La cuantía total permitida era de 603 millones de euros.

A finales de 2011 se volvió a cerrar el presupuesto pero no con tanta antelación. La segunda vez consecutiva que se dejaron de adquirir nuevos compromisos de pago faltaban dos semanas para terminar el año.

Esta medida se adoptaba para garantizar que, en 2012, el Ejecutivo canario pudiera endeudarse en unos 850 millones de euros, tal y como recogen las cuentas de 2012.

Tras la decisión del Consejo de Ministros de retrasar el mecanismo de pagos a los proveedores, el Ministerio de Hacienda pretende abordar esta situación con las autonomías en la próxima reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera. Una cita en la que al Gobierno regional le interesa más plantear la reforma de la financiación autonómica.

[apunte]

Los ayuntamientos, a aclarar sus deudas

El fallido anuncio del ministro Montoro, según explicó ayer la vicepresidenta estatal, Soraya Sáenz de Santamaría, se justifica por la necesidad de que los ayuntamientos aclaren la cuantía de sus deudas pendientes con los proveedores. Antes del próximo 15 de marzo tendrán que remitir las facturas y quince días después un plan de viabilidad sobre la fórmula de pago de los préstamos. Con esos datos, el Ejecutivo diseñará el mecanismo de pago.

Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Hacienda sobre la deuda viva de las entidades locales, a 31 de diciembre de 2010 los ayuntamientos canarios tenían pendiente de pago 842 millones de euros. La deuda de los cabildos ascendía a 791 millones. Solo cinco ayuntamientos, Artenara, Valleseco, Hermigua, Alajeró y Fasnia, carecían de deuda viva. El de Tenerife es el cabildo con la mayor cantidad de facturas a pagar, 477 millones, seguido de Gran Canaria, con 163 millones; 46 millones, La Palma; 42 millones, Lanzarote; 31 millones, Fuerteventura; 24 millones, La Gomera, y ocho, El Hierro.

[/apunte]