prospecciones petrolíferas >

El PP dice que el Gobierno canario se inventa un conflicto competencial ficticio con el petróleo

EFE | Santa Cruz

La portavoz del grupo Popular en el Parlamento de Canarias, María Australia Navarro, ha acusado hoy al Gobierno regional de fomentar un clima de confrontación con el Ejecutivo central e inventarse un conflicto competencial ficticio respecto a las prospecciones petrolíferas.

María Australia Navarro ha considerado en rueda de prensa que sobre este asunto el Gobierno de Canarias “no dice nada, ni sí ni no”, sino que vive “de la hipocresía” porque en privado se manifiesta en un sentido y en público en otro totalmente diferente.

Navarro añadió que el Ejecutivo regional utiliza este asunto “como excusa para esconderse” y cuando esgrime el argumento de la ley que delimita las aguas canarias “es, lisa y llanamente, papel mojado”.

El Gobierno canario, según la portavoz popular, oculta que es el central el que tiene las competencias en este ámbito y prefiere que sea un tercer Estado el que lleve a cabo las prospecciones y extraiga petróleo.

En su opinión, cualquier excusa es buena para buscar un conflicto con el Gobierno central porque el autonómico está “acomplejado” con el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, y busca la confrontación ante el silencio “cómplice” del vicepresidente regional, José Miguel Pérez, y la “agresividad” del jefe del Ejecutivo, Paulino Rivero.

“Este presidente y su Gobierno no hacen su tarea, sino que prefieren entretener a la opinión pública con conflictos absurdos, y Rivero está sin rumbo, sin agenda y en una permanente huida hacia adelante“, afirmó Navarro.

La portavoz popular preguntó además “qué pensarán los militantes socialistas” de su líder, José Miguel Pérez, que a su juicio está “entregado a Rivero”, al tiempo que los nacionalistas ven cómo el jefe del Gobierno ha pasado de “entregarse incondicionalmente a Rodríguez Zapatero y ahora juega a una campaña de acoso al PP”.

Todo ello, en su opinión, reflejan a un presidente que practica una política “del pasado, trasnochada y en busca del conflicto”, lo que además lleva a un Gobierno regional “que pierde el tiempo”.