transporte aéeo >

El presidente de Iberia cree que el cierre de Spanair no generará un “cambio sustancial” en el mercado aéreo

EFE | Madrid

El presidente de Iberia, Antonio Vázquez, ha vaticinado hoy que el cierre de Spanair no generará un “cambio sustancial” en el mercado aéreo, que “poco a poco” absorberá los “excesos de capacidad” y “reorientará las rutas” sin que haya “alteraciones”.

Así lo ha asegurado momentos antes de pronunciar una charla en Zaragoza, donde ha indicado que la cuota de mercado de Spanair “no era tan particularmente significativa” como para que haya un “cambio estructural” tras el cierre.

En todo caso, ha reconocido que en Iberia han vivido el caso “con disgusto”, como siempre que cesa una actividad, “sea la que sea”, y más por las “actuales condiciones del mercado de trabajo”, con un futuro incierto para los trabajadores de la compañía.

Además de mostrar su “pesadumbre”, ha dicho que ha sido “voluntad absoluta” de Iberia ponerse a disposición del Ministerio Fomento, de AENA y de la Generalitat”, como el resto de las aerolíneas, para “echar una mano” y que el asunto se resolviera “rápido”.

Por ese motivo, la resolución de la logística del transporte de los pasajeros afectados por el cierre ha sido “rápida” y “eficaz”, y no ha creado distorsiones en el movimiento de los aeropuertos.

Vázquez también ha dicho que los modelos de operaciones de corto y medio radio similares a los que tenía Spanair, y a los que tiene Iberia en este momento, “no pueden funcionar” a la larga porque “entran en competencia con compañías que tienen estructuras de coste mucho más baratas”.

Respecto a la posibilidad de que Iberia pueda contar con algunos de los trabajadores de Spanair que van a quedar sin trabajo, ha apuntado que la filial de bajo coste Iberia Express, que empieza a operar el 24 de marzo, va a contratar a 500 personas el primer año. “No le ponemos puertas a la procedencia de estas personas”, ha enfatizado.