Operación Campeón >

El primo de Blanco se encontró con Dorribo pero “nunca” pidió dinero para el exministro

EUROPA PRESS | Madrid

El primo político del ex ministro de Fomento José Blanco, Manuel Bran, ha declarado como imputado ante el juez instructor del Tribunal Supremo que investiga la ‘Operación Campeón’ y ha asegurado que “nunca” solicitó ni obtuvo dinero del empresario Jorge Dorribo para él mismo ni para el diputado socialista.

Bran ha llegado a las diez al alto tribunal para comparecer ante el magistrado instructor José Ramón Soriano en el marco de la causa que investiga la supuesta trama de fraude en la obtención de ayudas públicas. Su abogado José Piroscia ha manifestado que su cliente está “agradecido” por poder ofrecer por primera vez ante un juez su versión sobre estos hechos.

Bran aparece en la declaración que realizó el empresario farmacéutico Jorge Dorribo ante la juez de Instrucción número 3 de Lugo, Estela San José, que investiga la trama, como supuesto intermediario del ex ministro en la obtención de determinadas cantidades.

El abogado defensor ha reconocido que su representante estuvo en la gasolinera de Guitiriz el 5 de febrero de 2011 que sirvió como punto de encuentro para que se dirigieran desde allí a una comida con empresarios. Sin embargo, ha calificado de “completamente falso” que hubiera un traspaso de sobres con billetes de 500 euros “en ese momento ni en ningún otro”.

En la comparecencia, que se ha prolongado por espacio de una hora, ha respondido a “todas las preguntas” formuladas por la defensa del exministro, Gonzalo Martínez-Fresneda, y del fiscal Manuel Doltz, quien se ha dirigido a esclarecer la intervención de Blanco y la participación de Manuel Bran en esos hechos. En esta diligencia también ha estado presente el letrado que representa a Dorribo, Ignacio Peláez.

Según su abogado, el primo político del diputado socialista se ha reafirmado en la versión que ha ofrecido desde “hace mucho tiempo” basada en que “nunca se ha solicitado, se ha pedido, se ha obtenido ni recibido dinero alguno” de Dorribo para Blanco ni para él mismo.

“En ningún momento se ha producido ninguna solicitud de intervención de Blanco por parte de mi cliente para que favoreciese las actuaciones o las actividades del señor Dorribo”, ha manifestado el letrado, que ha mostrado su deseo de que se levante cuanto antes el secreto de sumario para clarificar “de una vez por todas” esta situación.

El abogado José Piroscia, cuyo cliente ha declarado en concepto de copartícipe de un cohecho, ha insistido en que “no ha recibido nunca” tal dinero y en que la afirmación inculpatoria del empresario farmaceútico es “completamente falsa”.

Declaraciones contradictorias de Dorribo

Ha expresado su “asombro” ante las sucesivas declaraciones de Jorge Dorribo en las que aparecen “hechos nuevos” y los cuales “se contradicen” entre ellos.

Sobre el encuentro en la gasolinera, el letrado ha dicho que salieron desde allí para asistir a una comida. “Dorribo solicitó tener una entrevista con el ministro igual que tantos otros empresarios y acordaron desde allí ir juntos en un coche en el que iban el conductor oficial, un escolta, Dorribo y el ministro”, ha relatado.

“Quedaron varios empresarios y con ocasión de eso se habló de esa opción que se plantearon sin ningún motivo, por ir juntos, no había ninguna cosa particular al respecto ni nada de eso”, ha añadido sobre esta cita.

Relación comercial inferior a 35.000 euros

Dorribo ratificó este martes esta denuncia ante el alto tribunal, donde ratificó que había pagado 200.000 euros a Blanco -en billetes de 500 euros- a través de su primo político en la gasolinera de Guitiriz (Lugo) y luego pudo entrar en el coche del ex ministro, donde trató con él de sus proyectos.

En este sentido, ha negado que Bran diera un sobre con dinero al exvicesecretario general del PSOE y ha preferido a esperar al levantamiento del secreto de sumario, que tiene como fecha límite el 3 de marzo según la juez Estela San José, antes de decidir si emprende alguna acción por calumnias contra el industrial gallego.

Por otra parte, el imputado ha aportado ante el Supremo “toda la relación documental de las pruebas relativas a presupuestos, albaranes y facturas emitidas” por la empresa de Bran a las de Dorribo para poner de relieve que existía un trato comercial entre sus compañías.

En esta línea, ha afirmado que la relación comercial directamente con laboratorios Nupel no alcanzan los 35.000 euros, desde que comenzó en marzo de 2010 hasta febrero de 2011.

Declaración de Dorribo

Durante ese viaje, según el propietario de Nupel, él expuso su nerviosismo por la lentitud que sufrían los permisos para un proyecto de recogida de medicamentos que había puesto en marcha y Blanco le contestó que estuviese “tranquilo” porque ya “había cumplido”.

Dorribo, que también está imputado en la causa, afirmó además que como “consecuencia” de este pago, mes y medio más tarde tuvo una reunión con el subdirector de la Agencia del medicamento que le dio “todos los parabienes al proyecto”, aunque todo quedó parado cuando entró en prisión.

También manifestó Dorribo ante el juez Soriano que se vio “obligado” a contratar con la empresa de instalaciones eléctricas de Bran junto con otros empresarios por valor de 123.000 euros de los que 90.000 le “dijeron” que eran para el ex dirigente socialista.