SOCIEDAD>

El PSOE denuncia en Gran Canaria el cierre de oficinas de atención a las mujeres

EFE | Las Palmas de Gran Canaria

El PSOE en el Cabildo de Gran Canaria ha denunciado hoy viernes el “desmantelamiento y cierre” de las oficinas de información, atención y acogida a las mujeres víctimas de violencia de género de Moya, Artenara, Valleseco, Santa Brígida y San Mateo, municipios gobernados por la “derecha”.

Así lo informa en un comunicado en el que la concejala socialista Isabel Guerra denuncia también la disminución de los profesionales que trabajan en estas oficinas en La Aldea, Gáldar, Guía, Tejeda, Agaete, Firgas, Telde y Arucas.

Los socialistas expresan su apoyo a la manifestación Marea Violeta convocada hoy por diferentes colectivos de mujeres en las capitales de provincia de España para protestar por el desmantelamiento de los servicios para las mujeres víctimas de violencia en las comunidades gobernadas por el PP.

Según Guerra, en Gran Canaria el desconcierto es “notable”, pues hay 2.259 mujeres con órdenes de protección y 221 menores afectados, y las oficinas de información, atención y acogida a las mujeres víctimas de violencia de género en los ayuntamientos de San Mateo, Santa Brígida, Valleseco han cerrado.

En las de Las Palmas de Gran Canaria, Telde e Ingenio han disminuido “notablemente el personal destinado a estas funciones”, critica la consejera socialista, que exige la firma del convenio entre la Comunidad Autónoma y el Cabildo de Gran Canaria en el Pleno de febrero para la prestación de estos servicios.

Guerra critica que se tenía que haber firmado en el último Pleno, y añade que “nada justifica estos cierres porque el dinero existe, ya que los presupuestos para 2012 están garantizados”.

Apunta también que más de 100 personas se están viendo afectadas por la falta de este convenio, pues se trata de trabajadores de las oficinas de prevención, información y asesoramiento a las mujeres víctimas de violencia, de los centros de acogida inmediata, de los dispositivos de emergencia, y de las casas y pisos tutelados, y concluye que el “empleo no es una prioridad del PP”.