REFORMA LABORAL>

El PSOE ve la reforma como una medida que facilita el despido

EFE | Madrid

El portavoz del PSOE en la Comisión de Empleo, Jesús Caldera, ha calificado de “decretazo” la nueva reforma laboral aprobada por el Gobierno y ha asegurado que abarata el despido de todos los trabajadores y reduce su protección.

En rueda de prensa, Caldera ha asegurado que el PSOE estudiará detenidamente el decreto ley y ha manifestado “dudas” sobre la legalidad y la posible inconstitucionalidad de la nueva norma, que rebaja la indemnización por despido de 45 a 33 días para los contratos indefinidos.

“Si hay un derecho adquirido que se cambia sin razón objetiva es discutible. Creo que atenta al principio de igualdad”, ha puntualizado.

Caldera ha criticado que el decreto reduzca de forma generalizada los derechos de 9 millones de trabajadores que tienen contratos ordinarios, al tiempo que ha añadido que la nueva ley hace posible que cualquier despido sea objetivo y se pague una indemnización de 20 días por año trabajado.

Ha lamentado que este tipo de despido pueda producirse cuando una empresa tenga pérdidas de ingresos o ventas durante nueve meses y se ha preguntado qué empresa con la actual situación de crisis no presenta esta situación.

“Se incorpora un concepto de alto riesgo”, ha dicho, tras añadir que prácticamente todos los trabajadores podrían ser despedidos por la vía objetiva, pese a que una empresa continúe teniendo beneficios.

El portavoz socialista también ha criticado el nuevo contrato indefinido para emprendedores, que eleva a un año el período de prueba y que -en su opinión- facilita el despido transcurrido ese período sin indemnización alguna.

“Cualquier trabajador puede ser despedido al año libremente, sin haber consolidado el derecho a la indemnización”, ha puntualizado.

Por todo ello, Caldera ha reiterado que “este decretazo” abarata el despido tanto para los contratos nuevos como para los anteriores, así que la indemnización de 33 días por año “se antoja casi como un sueño”.

En este sentido, ha dicho que el ministro Luis de Guindos tenía toda la razón al calificar la reforma de “extremadamente agresiva” y ha criticado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, haya puesto los medios para una mayor destrucción de empleo este año.

Asimismo, ha criticado que el Ejecutivo no haya consultado esta reforma con los interlocutores sociales ni con los partidos políticos del Parlamento.

Sobre la eliminación de la cláusula de ultraactividad de los convenios colectivos a los dos años de no haberse renovado, ha dicho que muchas empresas aguantarán ese período para que sólo prevalezca el Estatuto de los Trabajadores y se pierdan los derechos adquiridos.

También ha calificado como “muy grave” que el único convenio que prevalezca entre trabajadores y empresarios sea el de empresa, por encima del sectorial, provincial o estatal.

“Lamentablemente el corazón de la reforma es muy negativo y no va a generar empleo sino que facilita el despido”, ha reiterado.