LA PALMA > PARQUE TECNOLÓGICO

El reto de transformar la economía

Recientemente trajeron el cable de fibra óptica a La Palma. / DA

DAVID SANZ | Santa Cruz de La Palma

“¿Cómo no lo hicimos antes?” Esta pregunta que nos asalta siempre que nos topamos con lo que parece obvio, como ha ocurrido, por ejemplo, con la Transvulcania, es una de las reflexiones que se hacen muchos de los interlocutores que están conociendo el proyecto para la creación de un parque científico y tecnológico en la isla de La Palma, que desarrolla el Cabildo.

Para esta tarea, la presidenta insular, Guadalupe González Taño, se trajo de Madrid a un economista palmero, Carlos Rodríguez, experto en el desarrollo de nuevos modelos de negocio, que está conduciendo “la puesta en marcha de “este proyecto de desarrollo y de transformación económica, como se está empezando a plantear ahora por el alcance que tiene y la situación en la que nos encontramos, que requiere transformar el modelo, apoyándonos en innovación, investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) para desarrollar económicamente la Isla”.

Rodríguez está convencido de las potencialidades de este programa para el que la isla de La Palma cuenta con los ingredientes necesarios para su desarrollo. “La pregunta no es qué se debe hacer, sino por qué no se ha hecho antes un parque tecnológico, cuando, por ejemplo, La Palma tienes tres de las cinco instalaciones científicas y técnicas singulares que se encuentran en Canarias (el Observatorio del Roque de los Muchachos, el Gran Telescopio Canarias (GTC) y un nodo de de la Red Española de Supercomputación”.
Así las cosas, nos encontramos que en instalaciones científicas de máximo nivel, “La Palma se encuentra muy por encima del conjunto de Canarias; tiene lo mismo que Valencia o el País Vasco, y más que Cantabria o Asturias”. Una realidad que “se podría convertir en un programa de desarrollo económico”.

¿Por qué hay que exportarlo todo?; ¿por qué no tenemos un parque tecnológico?”

El superordenador La Palma, un nodo de la red de computación. | DA

Características

Rodríguez concretó que el proyecto engloba siete líneas de trabajo, de las que dos son muy visibles, como, por ejemplo, el propio parque tecnológico, que consistiría en una serie de edificios con los equipamientos necesarios para poder desplegar los proyectos empresariales. La ubicación del mismo está previsto en Breña Baja, en un suelo que ya está ordenado con este fin. La segunda línea de trabajo tiene que ver con las infraestructuras de telecomunicaciones, que “están enfocada a darle soporte al programa de desarrollo, o sea, fundamentalmente al parque tecnológico”.

Otra línea de trabajo es la potenciación de la formación, que permita innovar en las empresas o crear nuevos puestos de trabajo. La modernización de la Administración pública, fundamental para la isla dado el peso que tiene, “permitirá mejorar la cercanía con los ciudadanos y el resto de las administraciones”. La última pata de este proyecto es un marco financiero, donde puedan invertir los palmeros y que “permitan mejorar las empresas que existen la isla utilizando las innovación, revisando procesos, etc.”

El parque tecnológico aspira a implicar a todos los sectores económicos que existen en la isla de La Palma, como la agricultura, el turismo o la ciencia. En este último caso, Rodríguez ha puesto el acento en el peso específico del Astrofísico en este programa. A la vez, este proyecto también abrirá las puertas para crear nuevos sectores económicos.

“Hay que aprovechar la Astrofísica, pero también sectores como la agricultura y la transformación alimentaria, el turismo, la Administración o el comercio”, indicó el director del proyecto. La teleasistencia sería un ejemplo de nuevas vías de negocio.
El motor de esta iniciativa, al principio, “quien pone la primera piedra, como ha ocurrido en Cataluña, Madrid o Andalucía, es el sector público”. Una vez dado este primer paso, permite que, legalmente, “puedan llegar otro tipo de ayudas”.

En cuanto a la financiación, La Palma cuenta con el compromiso del Gobierno de Canarias de destinar diez millones de euros de fondos FEDER regionalizados. Rodríguez explicó que también están optando a líneas estatales, donde se repartirán 150 millones de euros en los proyectos previstos para Canarias. “Es un momento de crisis pero sí hay dinero para esto”, agregó.

El Observatorio del Roque de Los Muchachos juega un papel fundamental en este proyecto. | DA

Astrofísica

“El IAC es un socio necesario; para nosotros debe ser el gran aliado, pero debemos ser ambiciosos”, comentó Rodríguez, quien destacó las potencialidades empresariales que ofrece el hecho de contar con el Observatorio del Roque en la Isla, más allá de la importante producción científica.

Además destacó la importancia de un nuevo proyecto científico al que está optando la isla de La Palma, como es el Telescopio Solar Europeo, que supondría un impulso importante al Observatorio.

“No todos los días tenemos oportunidad de captar una inversión que genere 300 puestos de trabajo a largo plazo, de alta cualificación y que permitan diversificar la economía”, concluyó.