El triunfo de la modestia

La plantilla y el cuerpo técnico del Iberostar Socas Canarias, después de recibir la Copa del Príncipe. / JAVIER GANIVET

JUAN S. SÁNCHEZ | Santa Cruz de Tenerife

El hombre tranquilo, el trabajador incansable con el aurinegro por bandera. Aniano Cabrera disfrutó, a la sombra, como siempre, del mayor triunfo del CB Iberostar Socas Canarias. El gerente de la entidad lagunera, ligado al club desde hace más de 20 años, cuando llegó para entrenar en categorías inferiores, vio pasar ante sí muchos momentos de pena y de gloria con los colores de su equipo coincidiendo con el momento en que Jaime Heras levantaba el trofeo de campeón de la Copa del Príncipe.

“Hay mucha gente que ha aportado su granito de arena para llegar a este momento, no hay que olvidarse de toda la gente que tuvo una travesía muy difícil para terminar dándonos esta alegría”, dijo ayer Aniano en declaraciones a Teide Radio-Onda Cero sobre una cita que, organizativamente “fue un diez”, en palabras del presidente de la Federación Española de Baloncesto, José Luis Sáez.

Aniano, que espera acabar el curso poniendo “la guinda a un buen año” con el ascenso a la ACB, reconoció que siempre ha tenido la confianza del club “al cien por cien para tomar decisiones, unas buenas y otras malas”. El gerente aurinegro, que engañaba a su madre “para que nos lavara el equipaje y poder jugar al día siguiente”, no esconde el concepto familiar que sigue reinando en un club como el Canarias, de modesta procedencia pero de gran sentimiento.

“Me acuerdo mucho ahora de Pepe Cabrera y Benigno Afonso”, dijo Aniano, sin olvidarse “de dos personas que fueron muy importantes cuando yo llegué”.

[apunte]

Levi Rost se incorpora al trabajo

El alero norteamericano del Iberostar Socas Canarias, Levi Rost, será la principal novedad de la sesión de trabajo que llevará a cabo la primera plantilla lagunera esta mañana. El jugador de Michigan, que se ha perdido dos meses de competición, ya está recuperado de su fractura en el radio del brazo derecho y se incorporará al cien por cien junto a sus compañeros a los que no ha abandonado ningún día desde aquel fatídico partido en el que cayó lesionado. Rost, que renunció a viajar a Estados Unidos en Navidad para seguir su recuperación en la Isla, será el gran fichaje de un equipo que físicamente lo pasó mal en las últimas fechas. Alejandro Martínez podrá contar definitivamente con el jugador al que tanto echó de menos.

[/apunte]