POLÍTICA >

Empleo reduce la oferta formativa para los parados

EFE | Santa Cruz de Tenerife

La consejera de Empleo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias, Margarita Ramos, dijo ayer que se reducirá la oferta formativa para parados en 2012 y que se limitará a cursos que garanticen competencias profesionales y certificados de profesionalidad.

La oferta formativa aprobada en diciembre pasado “no se va a sacar en su totalidad, solo parcialmente”, por la necesidad de contener el gasto, dijo la consejera en una comparecencia en comisión parlamentaria. Una decisión que se adopta después de un mes y medio de la entrada en vigor de los presupuestos de 2012.

Ramos informó de que se ha dado prioridad a las actividades que permitan módulos formativos, reconocimiento de competencias profesionales y certificados de profesionalidad.

La responsable autonómica agregó que su intención es potenciar la formación en idiomas, sobre todo, en inglés, indispensable para la movilidad en Europa. Además promoverá un plan para mejorar la oferta de los parados de larga duración, que incluya herramientas personales que les ayuden a integrarse en entornos de trabajo. Se trata de una formación “transversal”, que incluya instrumentos como la inteligencia emocional, pautas de relación y convivencia en entornos de trabajo y recuperación de habilidades personales mermadas por los largos periodos de desempleo.

Otra de las novedades que pretende introducir la consejera en la política formativa de desempleados es impulsar herramientas de control de la calidad de los cursos que imparte el Servicio Canario de Empleo (SCE) y las entidades colaboradoras.

Los planes de Ramos incluyen potenciar la oferta formativa destinada a nuevos yacimientos de trabajo como empleos verdes, diversificación productiva, nuevas actividades económicas, energías renovables, residuos y trabajos del ámbito sociosanitario.

Indicó que se va a tratar de recuperar oficios tradicionales que permitan iniciativas de autoempleo y que incorporen a parados de más de 45 años como formadores. En conjunto, la oferta formativa se revisará y se someterá de nuevo a los ámbitos de diálogo y negociación con los agentes sociales y económicos, dijo la consejera. Ramos dijo que también que se mejorarán los servicios en las oficinas del SCE y que, en La Gomera y El Hierro, contarán con una orientación laboral.