deuda soberana >

España sortea a Moody’s y paga menos por su nueva emisión de letras a doce y dieciocho meses

EFE| Madrid

El Tesoro Público lograba este martes por octava vez consecutiva bajar el interés de una emisión de deuda sólo un día después de que la agencia de medición de riesgos Moody’s rebajara la deuda soberana española y Fitch y Standard & Poor’s hicieran lo mismo con los principales bancos españoles.

La subasta de letras a doce y dieciocho meses celebrada hoy se saldaba con la colocación de 5.445 millones de euros con el interés marginal más bajo desde octubre de 2010.

Italia también coloca deuda a menor interés

También el Tesoro italiano se imponía al criterio de Moody’s y colocaba 6.000 millones de euros de deuda con menores intereses, pese a que la calificación de su deuda soberana sufrió anoche el mismo castigo.

Para el departamento de análisis de Saxo Bank, hace tiempo que el mercado no reacciona tanto a este tipo de noticias y, en muchas ocasiones, las rebajas de “rating” apenas están teniendo su impacto en la prima de riesgo.

Según el banco danés, la reforma del mercado laboral aprobada el viernes de la semana pasada por el Gobierno español pesa más en el sentimiento positivo de los inversores a la hora de acudir a la subasta.

Rebaja “paradójica y contradictoria”

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, minimizaba también la rebaja de Moody’s, que calificaba de “paradójica y contradictoria”, ya que la agencia “por un lado valora positivamente las reformas y después determina con su criterio lo contrario”.

El estratega de Citi en España José Luis Martínez Campuzano, por su parte, destacó que sigue habiendo mucha demanda en los plazos cortos y medios, algo que se volverá a ver en la otra subasta que celebra el Tesoro Público esta semana.
España intentará colocar el jueves entre 3.000 y 4.000 millones con vencimiento en 2015 y 2019.

Campuzano se mostró cauto y recordó que persiste la crisis de la deuda soberana europea y la incertidumbre sobre el entorno macroeconómico.

Lo cierto es que tampoco la prima de riesgo de España, que mide el diferencial entre el bono español a diez años y el alemán del mismo plazo, acusaba la rebaja de Moody’s y prácticamente repetía a lo largo de la sesión el nivel de la víspera, en torno a 334 puntos básicos.

Según el jefe de la mesa de deuda de Ahorro Corporación, Javier Ferrer, el efecto de la rebaja estaba descontado y no ha generado apenas presión en los diferenciales.

Únicamente los bancos cotizados flojeaban al comienzo de la sesión y situaban el IBEX 35 en números rojos, aunque una vez celebrada la emisión del Tesoro se daban la vuelta y el selectivo español se sumaba a las alzas del resto de mercados europeos.

En total, el Tesoro español ha colocado hoy 5.445 millones de euros (en el umbral del objetivo máximo de colocación, que era 5.500 millones) en letras a doce y dieciocho meses, con una demanda de las entidades que ha rozado los 13.900 millones de euros.

A doce meses se han adjudicado 2.943,19 millones de euros con un interés marginal del 1,949 %, inferior al 2,15 % de la emisión precedente, frente a unas solicitudes de 6.680 millones de euros por parte de las entidades financieras.

El ratio de cobertura, que es la proporción entre la demanda y el importe adjudicado, ha sido de 2,27 veces.

Asimismo, ha adjudicado 2.502,52 millones de euros a dieciocho meses de los 7.205,63 millones solicitados, con una rentabilidad del 2,395 %, por debajo del 2,49 % aplicado a la anterior subasta de esta denominación.

Para las letras a un año y medio el ratio de cobertura ha alcanzado 2,88 veces.