Esta vez va en serio, dicen en Coalición

Cada uno va a lo suyo para intentar estar más unidos que nunca. Parece un axioma de reducción al absurdo pero es en lo que se ha movido Coalición Canaria casi siempre en su historia y no les ha ido mal, pero… Malos tiempos para líricas en el seno de los nacionalistas. Son demasiados los versos libres en esta ocasión. Nadie controla nada y eso pone nerviosos a algunos y con los dientes largos a otros. Es la ocasión perfecta para dar un giro a un proyecto que naufraga por culpa de demasiadas vías. Y si bien los personalismos tienen mucho que ver, lo cierto es que en esta ocasión los nacionalistas -algunos- se están planteando seriamente un cambio de rumbo que tenga poso ideológico (¿?). Y atentos porque se preparan sorpresas que sonarán a traiciones pero lo que esconden es solo el deseo de que el invento de Coalición Canaria tenga futuro. Y en esas hay varios que están dispuestos, como en aquel inolvidable tramo final de la segunda parte de El Padrino, a mandar a matar a su propio hermano.

(PRÓXIMAMENTE CON NOMBRES Y APELLIDOS)