vértigo >

Hágase la Luz, en el PP > José Carlos Alberto Pérez-Andreu

Luz Reverón es el claro ejemplo de por qué la política es el oficio más denostado de todos los existentes. El más insultado y el más degradado. Ella misma es el escaparate del porqué el común de los mortales no quiere ni oír hablar de los mandatarios públicos. La que, casi hasta ayer, era concejala de Urbanismo del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife por Coalición Canaria, a partir de mañana será la directora insular de la isla de La Gomera, nombrada por el PP. Y esto, en política, más que un cambio de chaqueta es un cambiazo de falda de lo más vulgar. Luz es una política advenediza a la que auparon Bermúdez y Zerolo haciéndola partícipe de su confianza, y situándola en los más altos órganos de decisión de CC. Con un perfil técnico y altamente cualificada, Zerolo la colocó de número dos en su última lista al Ayuntamiento, y le dio todos los poderes de una Gerencia de Urbanismo que no supo manejar del todo bien, a juzgar por las causas que tiene abiertas en los juzgados.

Luz se lleva consigo muchas de las claves que CC guardaba en su caja fuerte, y que ya ha ido entregando al PP desde hace seis meses para acá. Algún senador popular, listo como una tea, le ha brindado a cambio de los secretillos de marras lo único que Luz ansiaba, lo único que la tenía en un sinvivir, lo que tanto sofoco y noches sin dormir pedían: un carguito. Los mandos y las bases nacionalistas están que trinan con lo que consideran una traición en toda regla. Pero, lo realmente curioso es que muchísimos militantes populares están que se suben por las paredes por la misma razón. Después de años de trabajo, sudor y lágrimas esperando su momento, hoy ven como se otorgan los pocos puestos de los que el PP dispone en Canarias a arrimados que provienen de CC, y ojo, del CCN . Y qué quieren que les diga, mucha razón les asiste en su rabieta.

Pero pongamos sobre la mesa el quid de lo que realmente está pasando, porque únicamente así comprenderemos, no sólo lo que ocurre ya, sino lo que va a pasar en un futuro cercano. La captación de Reverón forma parte de una maniobra totalmente orquestada. Antonio Alarcó lidera un movimiento (dentro del seno popular) dedicado a evangelizar a un nutrido sector nacionalista explicándoles que tienen a sus iguales dentro del PP y no en CC que, de paso cuenta que va a la deriva. Y la intención de lo que ha comenzado como un goteo, es que acabe como un tsunami. Y, créanme, este es un importante dato a tener en cuenta. Para finalizar este escrito, sólo me queda poner de manifiesto que he hablado de Luz como política. Personalmente, le deseo lo mejor: que vea colmada todas sus expectativas personales y profesionales. Le tengo aprecio y su suerte será hoy la de los gomeros. Todos merecemos alcanzar nuestros sueños, y Luz, que es una luchadora, más aún.

josecarlosalberto@gmail.com
twitter/@jc_alberto