La Laguna >

La desaladora del Norte tendrá inversión privada

J. F. JURADO | La Laguna

El consejo insular de Aguas, Jesús Morales, y el primer teniente alcalde de La Laguna, Javier Abreu, mantuvieron ayer una nueva reunión para intentar cerrar un acuerdo sobre la desaladora proyectada en la zona de Las Llanadas, en Los Realejos, una infraestructura considerada “vital” por La Laguna en su objetivo de contar con un agua de consumo de “mejor calidad”. Aunque la cita permitió que ambas partes acercaran posturas en el algunos aspectos, como la necesidad de que esta importante inversión sea sufragada en parte por capital privado, el acuerdo definitivo sigue lejos; de hecho, Morales y Abreu acordaron volver a reunirse la próxima semana.

Cabildo y Ayuntamiento no terminan de ponerse de acuerdo sobre los plazos en los que debe realizarse esta obra, ya que la celeridad que reclama la administración lagunera no es compartida, de momento, por la Corporación insular.

El Ortigal, la alternativa

La desaladora de Las Llanadas, con un presupuesto de casi 20 millones de euros, daría cobertura a otros nueve municipio del Norte de la Isla, además de a La Laguna. En caso de no prosperar esta opción en un corto espacio de tiempo, el socialista Javier Abreu está decidido a poner en marcha un proyecto alternativo, que pasaría por la construcción de una desaladora en Montaña del Aire, en la zona del Ortigal, que solo daría cobertura al municipio lagunero.

En ese caso, el coste de la obra sería asumido en su totalidad por la administración municipal.