Santa Cruz >

La Mesa del Taxi solicita que ya se retiren las primeras 60 licencias

La Mesa del Taxi se reúne mensualmente con los representantes del Ayuntamiento y el Cabildo. / DA

NATALIA TORRES | Santa Cruz de Tenerife

La Mesa Patronal del Taxi se reúne este miércoles con los representantes del Ayuntamiento de Santa Cruz y del Cabildo de Tenerife en el seguimiento del acuerdo firmado entre ambas instituciones para el rescate de licencias. Un encuentro en el que las nueve asociaciones que componen la mesa pedirán que se comience a aplicar de manera inmediata el convenio que “aunque no estamos de acuerdo con sus términos, de momento es lo que tenemos y mejor rescatar 60 licencias que ninguna”, señaló a DIARIO DE AVISOS el secretario de la mesa, Juan Antonio Reyes.

En la reunión de hoy, las instituciones implicadas informarán a la mesa sobre el trámite final para publicar el convenio en el Boletín Oficial de la Provincia, momento a partir del cual, los taxistas que quieran acogerse a él y cumplan con los requisitos, podrán hacerlo. Reyes insistió que en estos momentos lo que necesita el sector es que se comiencen a dar pasos para retirar licencias. “El convenio es el primer paso, pero eso no quiere decir que no sigamos trabajando para negociar que se incremente el número de licencias a retirar”. Según el secretario de la mesa, “el convenio tiene una vigencia de tres años y lo que queremos es que se establezcan las bases para qué hacer en los tres años siguientes”. Una de las dudas que se resolverá hoy es si Hacienda puede cobrar intereses por la subvención del cese de actividad.

Aunque a falta la confirmación oficial, Reyes adelantó que los taxistas que quieran jubilarse y lleven más de diez años de autónomos no tendrán que pagar intereses a Hacienda. También señaló que están estudiando la creación de una Federación del Taxis que aglutine a todas las asociaciones.

Críticas

Reyes recordó que el motivo por el que el sector del taxi pide que se lleve a cabo un rescate de licencias se encuentra en que “cuando el transporte público no estaba potenciado, la manera que buscó la administración de fomentarlo fue concediendo más licencias de taxis, más de las que la ratio de población estima”. “Después -continuó Reyes- se mejoró el servicio de guaguas y se implantó el tranvía, todo con dinero público, frente a un servicio como el nuestro que nunca ha recibido dinero de las administraciones y eso es competencia desleal”. Reyes ejemplifica con el comercio: “Si el Cabildo decide crear 12 nuevos comercios con dinero público, tendrá que compensar a los comercios privados”.