temporal>

La ola de frío deja 200 muertos en Europa

La cascada del Teufelsbruecke en Bergpark Wilhelmshoehe se ha congelado debido a las bajas temperaturas en Kassel (Alemania). | EFE

EFE | REDACCIÓN INTERNACIONAL

El temporal de frío y nieve que, desde hace una semana, sacude al este de Europa y que ha causado ya la muerte de unas 200 personas ha llegado también a los países del sur del continente, que han sufrido los primeros contratiempos.

El país más golpeado por la ola de frío siberiano sigue siendo Ucrania, con más de 100 muertos por congelación e hipotermia, la mayoría de ellos en plena calle.

Según el Servicio Meteorológico, las temperaturas mínimas de estos días, que rondan los 30 grados bajo cero, se mantendrán hasta el sábado, cuando subirán hasta entre 10 y 15 grados bajo cero, más habituales para esta época del año.

En la vecina Polonia, nueve personas fallecieron tan sólo en el transcurso de una noche con temperaturas de 30 grados bajo cero, lo que elevaba a 29 el número de muertos en ese país a causa de la ola de frío que comenzó el pasado viernes.

La mayoría de las víctimas eran personas sin hogar, según la Comandancia Policial Central polaca, que pidió a la población que alerte inmediatamente a las fuerzas del orden si observan a personas tendidas en la calle o consumiendo alcohol y que está patrullando por las zonas en las que habitualmente pernoctan los mendigos.

Al menos otras 14 personas murieron el jueves en el resto de Europa central y los Balcanes, ocho de ellas en Rumanía, que suma ya 22 fallecidos por hipotermia desde que comenzó el temporal hace una semana.

En Bulgaria los fallecidos ascienden a cinco, cuatro en Hungría, tres en la República Checa, dos en Alemania y uno en Austria.
El temporal llega al Sur

Sin víctimas mortales todavía el temporal comenzó el jueves a afectar de forma generalizada a los países del sur de Europa, donde las autoridades han puesto en marcha dispositivos de emergencia ante el recrudecimiento de las inclemencias meteorológicas previstas para los próximos días.

En Italia, donde desde hace dos días el frío y la nieve se dejan sentir con fuerza en el norte y el centro del país, el tráfico aéreo y férreo sufrió graves contratiempos, y se han cerrado numerosos colegios en ciudades como Bolonia, donde se acumulaban hasta sesenta centímetros de nieve.

La gestora de las autopistas italianas, Autostrade, comunicó que se necesitan cadenas en centenares de kilómetros de las principales carreteras del norte del país y advirtió de que se prevé un “empeoramiento” de las condiciones meteorológicas.

En Francia, 19 departamentos, sobre todo en el centro del país, están en alerta por el frío, y en numerosos tramos de la red de autopistas se prohibió circular a los camiones pesados.

Las nevadas han provocado amplios cortes de electricidad, que dejaron sin luz a 4.000 hogares en el departamento de Var (sudeste) y a unos 1.000 en la isla de Córcega.

Asimismo, se ha decretado la alerta para todo el fin de semana en el Reino Unido, donde la Oficina Meteorológica lanzó un aviso “serio” destinado sobre todo a los ancianos y a los enfermos.

Similar se plantea la situación en Irlanda, cuya agencia meteorológica ha advertido del peligro de fuertes heladas, si bien en ambos países los termómetros caerán como mucho hasta los 10 grados bajo cero.