presos >

La población reclusa de Canarias aumenta un 16% tras la apertura de Las Palmas II

EFE | Las Palmas

La población reclusa de los centros de Canarias ha aumentado un 16 por ciento en los últimos cinco meses, para situarse en 3.367 personas a fecha de 31 de enero de 2012, como consecuencia, fundamentalmente, del traslado de presos desde la península a la nueva cárcel de Las Palmas II.

Según datos facilitados a Efe por Instituciones Penitenciarias, en las prisiones y centros de inserción social de Canarias cumplían condena a fecha de 30 de agosto del año pasado 2.093 internos.

En esa fecha, la nueva cárcel Las Palmas II, ubicada en Juan Grande (San Bartolomé de Tirajana), contaba con 258 internos (169 hombres y 89 mujeres).

Sin embargo, la política de acercamiento de los presos canarios a las islas ha incrementado la cifra de reclusos en la nueva cárcel grancanaria hasta los 711 del pasado 31 de enero, de los que 129 son mujeres.

A mediados de julio de 2011, Instituciones Penitenciarias informó de que unos 1.500 canarios y residentes en el archipiélago cumplían sus penas de prisión lejos de las islas, una cifra que se ha reducido de manera considerable tras la apertura de Las Palmas II.

Este centro del sur de Gran Canaria, que tiene una capacidad para unos 1.200 internos, seguirá con la dinámica de acercamiento de internos, previo estudio y resolución individualizada de las propuestas, en las que se considera la petición de los reclusos de regresar a Canarias para cumplir condena cerca de sus familiares.

Las fuentes también han indicado que esa actuación administrativa continuará practicándose de igual forma en el futuro, si bien puede verse condicionada por variables como el régimen penitenciario de los internos o la puesta en marcha e implementación de los recursos precisos.

La nueva cárcel de Juan Grande, que supuso una inversión de 114 millones de euros, cuenta con 1.194 celdas distribuidas en 16 módulos residenciales, uno de régimen cerrado, otro de ingresos, uno de salidas y tránsitos, y otro de enfermería.

En su construcción, Las Palmas II contó con algunas novedades respecto a otros centros de características similares, como el tamaño de las celdas, que miden casi 13 metros cuadrados en lugar de los diez habituales.

Por su parte, la cárcel de Las Palmas I, ubicada en el barrio capitalino de Salto del Negro, tenía a final de agosto a 962 internos, y a 31 de enero estaban alojados 1.011, siete de ellos mujeres.

La prisión de Santa Cruz de Tenerife contaba al final del pasado enero con 1.034 internos, de los que 111 son mujeres, cuando el día 30 de agosto de 2011 los reclusos que se encontraban allí eran 1.077 (107 mujeres).

El Centro de Inserción de Tenerife contaba a 31 de enero de 2012 con 115 presos y 32 internas, mientras que un año antes las cifras eran superiores (160 y 25).

Las fuentes han indicado que la prisión de Tahíche (Lanzarote) contaba el 30 de agosto de 2011 con 301 reclusos (29 de ellos mujeres) y que, en el último recuento del pasado mes, la cifra creció más de un 30 por ciento: 371 varones y 24 mujeres.

Asimismo, el centro penitenciario de Santa Cruz de La Palma tenía 53 reclusos al final del pasado agosto, y su población también se ha incrementado en más de un 25 por ciento al alojar al final de enero a 67 presos y dos internas.

Las fuentes también han señalado que los traslados de presos canarios a la península existen en la actualidad y que continuarán en el futuro mientras un preso sea citado judicialmente o porque el éste solicite cumplir su pena lejos del archipiélago.

En cuanto al realojo de reclusos de las cárceles canarias en otra isla del archipiélago, el propósito de Instituciones Penitenciarias es mantener el acercamiento, siempre que sea posible, a su lugar de origen, para favorecer una mejor reinserción en la sociedad.