arte >

La Policía retira dos ‘cócteles molotov’ de una galería que mezcla iconografía católica y sexualidad

La polémica exposición 'Obscenity', que mezcla iconografía católica y sexualidad se puede ver en la Fresh Gallery. | EP


EUROPA PRESS
| Madrid

Los técnicos de desactivación de explosivos de la Policía Nacional (TEDAX) han retirado este viernes dos ‘cócteles molotov’ colocados en el interior de la galería Fresh Gallery, justo el día después quedara inaugurada la polémica exposición Obscenity, que mezcla iconografía católica y sexualidad.

Según han informado a Europa Press fuentes de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid, los servicios de Emergencias recibieron una llamada a las 14.35 horas alertando de que había botellas con líquido inflamable dentro de la galería artísticas.

También han avisado al director de la galería, Israel Cotes, quien no se encontraba en el momento del suceso en el interior de la galería que ha explicado a Europa Press que esta tarde recibió una llamada de la Policía instándole a personarse en el local con la máxima celeridad posible. La galería estaba cerrada ya que después de la inauguración no tenían previsto abrir sus puertas.

Por ello, cuando el dueño del local se ha acercado al lugar de los hechos, ha encontrado la zona acordonada y a la Policía Científica tomando huellas. Al parecer, cuando los atacantes estaban a punto de encender varios botes con contenido inflamable, un vecino de la zona ha alertado a la policía y “han podido evitarse males mayores, todo ha quedado en un susto y una ventana rota”, ha indicado Cotes.

Los responsables del establecimiento indicaron a los agentes que alguien había roto una ventana y había colocado dos botellas con combustible y una mecha, que no han llegado a explosionar.

Así, los agentes han encontrado un bote con pólvora, dos petardos y una botella de plástico con líquido inflamable y una mecha. A continuación, localizaron el segundo artefacto, compuesto por una botella de plástico de medio litro, tres cuatros de litro de combustible, un petardo y una mecha, ha indicado un portavoz de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

La Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación, aunque de momento no hay detenidos. Los agentes investigan si los ‘cócteles molotov’ tienen algo que ver con la manifestación convocada esta tarde por el partido Alternativa Española (AES) en protesta por la exposición.

En un comunicado, AES estima que exposiciones como ésta “son una muestra más de la intolerancia de la progresía que hace objeto de la violencia verbal o icónica a los católicos”. “Y ante ofensas como la de Labruce cabe el derecho de la legítima defensa y por tanto la protesta pública”, ha señalado.

El director de la Fresh Gallery, situada en la calle Conde de Aranda de Madrid, ha afirmado que puede entender que la gente “se manifieste y se queje por algo que puede ser ofensivo” pero que cuando se atenta contra una propiedad privada es “evidentemente, excesivo”.

Por último, ha destacado que quienes hayan intentado incendiar el local “parece ser que tienen la libertad de expresarse pero no aceptan que otras personas se expresen de manera diferente”, por lo que ha considerado que si la única manera de hacerlo es con violencia “dice muy poco a favor de esta persona, el colectivo o quien sea que lo haya hecho”.