la laguna >

La promoción fallida

Fachada principal de la casona rehabilitada por Muvisa en la calle Tabares de Cala. / DA

J. F. J. | La Laguna

La empresa municipal de vivienda (Muvisa) no ha conseguido colocar de momento ninguna de las viviendas que construyó en la céntrica calle Tabares de Cala (esquina con Anchieta). Cinco viviendas de lujo, destinadas al mercado libre. Una promoción pública de alto riesgo y con poco sentido en la actualidad, pero entendible en sus orígenes, cuando el sector inmobiliario aún era una mina.

Muvisa ha rebajado las condiciones en las que puso estas casas en el escaparate, y ahora las ofrece en régimen de alquiler con derecho a compra. Pero, de momento, las cinco de la promoción continúan disponibles. El concejal del área, Antonio Pérez Godiño, reconoce que “no son buenos tiempos” para este tipo de inversiones y recuerda las condiciones en las que se afrontó esta operación desde el Ayuntamiento lagunero, aún con Ana Oramas como alcaldesa.

Con el casco histórico en pleno proceso de peatonalización y reactivación empresarial, el fin último era que la ciudad no perdiera potencial como zona residencial. Garantizar población estable en la zona y contribuir a que la oferta de viviendas no se limitara a la rehabilitación particular. Muvisa, que entonces encadenaba años de beneficios, decidió invertir una parte de estos extras en la adquisición de la parcela y la recuperación de la gran casona que lo ocupaba. Como si se tratara de una promotora privada más, las expectativas de ingresos eran importantes pero el riesgo asumido también.

Lujo y altos precios

Si algo caracteriza esta promoción en la calle Tabares de Cala es su lujoso acabado: materiales de primera calidad, suelos de parquet, un patio interior con un aljibe de época, garaje, trasteros individuales. Los precios oscilan entre los 522.648 y los 296.824 euros. La mayor y más cara tiene 115,70 metros cuadrados útiles y es la única tipo dúplex. Las otras cuatro son de una planta, de entre tres y cuatro habitaciones, y con dos baños.

Mayor impacto ha tenido la otra promoción llevada a cabo por Muvisa en el casco histórico, mediante una operación económica similar. En ello seguramente ha influido su excelente localización, en la calle Nava y Grimón, muy cerca del futuro nuevo Mercado Municipal y justo al lado del hotel de cuatro estrellas proyectado en la antigua fábrica de tabaco.

De las 17 viviendas de la promoción, sólo quedan dos por vender. Las dos, de unos 85 metros cuadrados y tres habitaciones y dos baños, están por debajo de los 280.000 euros.