ECONOMIA >

Las entidades, libres para conceder créditos

EFE | Madrid

Las entidades financieras que participen en procesos de fusión ya no tendrán el compromiso explícito de conceder más crédito a familias y pymes, sino simplemente un “objetivo ya cuantificado” de que sí tratarán de hacerlo en los próximos tres años.

Así se recoge en el real decreto ley de saneamiento del sector financiero publicado ayer en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Esta semana, el ministro de Economía, Luis de Guindos, explicó en rueda de prensa que las entidades que se embarcaran en nuevos procesos de fusión dispondrían de un año más, hasta 2013, para sanear su exposición al ladrillo.

Esta prórroga estaba sujeta a una serie de condiciones, como que las entidades tendrían un “compromiso” de incrementar el crédito a familias y pymes, y de hecho, así se recogía en uno de los últimos borradores que manejaba Economía y al que tuvo acceso Efe.

Ese compromiso, quizá por las advertencias del sector de que sigue sin haber demanda solvente, ha quedado ahora reducido a la fijación de unos objetivos para los próximos tres años, tiempo en el que las entidades que se fusionen tendrán que desarrollar un plan de desinversión de activos inmobiliarios.

Fuentes financieras han explicado que de esta forma se anima también a las entidades a desprenderse de su cartera de inmuebles a precios más reducidos, pero también señalan que bastaría con que los bancos crearan inmobiliarias para cumplir con este requerimiento.