sucesos >

Muere una niña de siete años en el incendio de un piso en el que otras diez personas sufrieron heridas

EFE | Barcelona

Una niña de siete años ha fallecido tras incendiarse esta madrugada el piso donde vivía en Cornellà de Llobregat (Barcelona), en un siniestro en el que otras diez personas, entre ellas el padre y dos hermanos de la víctima, han sufrido heridas de diversa consideración.

El incendio, que ha comenzado hacia las cinco horas en el edificio situado en el número 1 de la calle Avet, ha afectado principalmente al piso primero cuarta, donde vive una familia de origen marroquí con cinco hijos, entre ellos la niña de siete años que ha fallecido.

El fuego ha afectado también a dos hermanos mayores de la niña fallecida, que están ingresados en el hospital Vall d’Hebron, y al padre de familia, que también ha sido trasladado a este centro sanitario.
Los otros dos hermanos de la familia, que pasa por una situación económica complicada, se han quedado a cargo de unos famili
ares.

El incendio ha provocado heridas de diversa consideración a otras cuatro personas, que han ingresado en el hospital Moisès Broggi, a un niño de tres años, que ha sido derivado al hospital de Sant Joan de Déu, afectado por inhalación leve de humo, y a dos personas más, que han sido evacuadas al hospital de Bellvitge, con síntomas de intoxicación.

Además de las diez personas heridas y que han sido ingresadas, en el mismo lugar de los hechos el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) ha atendido a otras dos personas, que no han requerido hospitalización.

El fuego ha quemado el piso primero cuarta y ha afectado, por humo y temperatura, al resto del inmueble, un bloque de seis pisos en el que hay cuatro viviendas por planta.

Tras el siniestro, la policía científica ha abierto una investigación para determinar el origen del fuego, mientras que técnicos municipales están comprobado la estructura del edificio que, en principio, no ha quedado afectada, por lo que no hay riesgo para el resto de viviendas.

El alcalde de Cornellà, Antonio Balmón, que se ha desplazado al lugar de los hechos, ha señalado que el consistorio está en permanente contacto con los afectados y que incluso han hablado con los profesores de la escuela de la niña fallecida, que se han mostrado consternados por el suceso.

Balmón ha afirmado que los servicios municipales están a disposición de la familia de la víctima, que pasaba por una situación económica complicada, ya que recibía por parte de la Generalitat la renta mínima de inserción (PIRMI), así como ayudas puntuales del consistorio.