No hubo sorpresa de última hora

Jesús Álvaro jugará cedido hasta final de temporada en el Leganés. / DA

MARTÍN TRAVIESO | Santa Cruz de Tenerife

A pesar de que lo intentó hasta el último momento, Pedro Cordero no pudo ayer cerrar la incorporación sorpresa que esperaba. Pretendía el director deportivo blanquiazul reforzar la medular con un jugador de corte creativo, pero lo más que pudo lograr fue descargar la plantilla dejando salir cedido al canterano Jesús Álvaro al CD Leganés, que milita en el mismo grupo y categoría que el club tinerfeño.

Finalmente, durante el período invernal fichajes el Tenerife logró contratar a cuatro futbolistas (Aridane Santana, Raúl Llorente, Luismi Loro y Kike López), mientras que salieron del plantel cinco: cuatro cedidos y otro que quedó totalmente desvinculado. Únicamente Ezequiel Luna se desligó del Tenerife por completo para jugar en el Liga de Quito. También se marchó, pero en calidad de cedido, Josmar Zambrano, para regresar a su país y militar en el Zamora FC. El mismo camino de ida y vuelta tomaron Nico (volvió al Guadalajara para jugar en Segunda División A), Germán Sáenz (jugará hasta el final de la presente campaña en el Denia, de Segunda B), y el lateral Jesús, que en la misma tarde de ayer concretó su préstamo en el Leganés.

La del lateral zurdo fue la última operación que concretó el Tenerife antes del cierre del mercado. “Empiezo una nueva etapa cedido al Leganés, muy ilusionado. Gracias por todos los apoyos. Desearle el ascenso al Tenerife y un abrazo a todos”, escribía en su cuenta de Twitter ayer el tinerfeño después de que la web del cuadro pepinero hicieran oficial su fichaje.

El icodense tiene que hacer las maletas por la falta de oportunidades. Apenas participó en dos partidos de lo que va de campaña (ante el Sporting de Gijón B y el Getafe B), y ahora intentará ayudar al equipo madrileño a revertir su actual mala situación clasificatoria (es decimoquinto) con el fin de que logre la permanencia.

[apunte]

Pedro Cordero se queda satisfecho

Antes del cierre del mercado, Pedro Cordero aseguró que está contento con lo que ha podido firmar, por mucho que no pudiera cumplir con sus deseos de apuntalar el centro del campo . “Cuando acabe el plazo tendré la conciencia tranquila del trabajo que he hecho. En verano dije que un 20 ó 25% de la plantilla era mejorable y es lo que he estado trabajando, para mejorarlo”, dijo durante la presentación de Kike López. “He venido aquí a solventar problemas y para hacer el equipo más competitivo posible. He intentado mejorar al grupo en todo lo mejorable”, añadió en este sentido el dirigente deportivo, que por otra parte reconoció que hubo interés de varios equipos para contratar a Rubén Rosquete, Álvaro Zazo y Sergio Rodríguez.

[/apunte]