estados unidos >

Obama pide al Congreso incentivos fiscales para la pequeña empresa y nuevos negocios

EFE | Washington

El presidente de EE.UU., Barack Obama, ha instado hoy al Congreso a aprobar este año medidas incentivos fiscales para la pequeña empresa y para nuevos negocios con el fin de crear más empleos.

Al comenzar una reunión con miembros de su Gabinete, Obama dijo que el impulso de medidas para ayudar a empresas que creen empleos es “un símbolo de cuán importante es para nosotros fomentar el espíritu empresarial” en Estados Unidos.

Durante su discurso sobre el “Estado de la Unión” la semana pasada, Obama mencionó el inicio de un diálogo entre legisladores republicanos y demócratas sobre un conjunto de medidas para acelerar la financiación de nuevos negocios y de pequeñas empresas, y para otorgarles incentivos fiscales encaminados a la creación de empleos o a generar capital.

“Mi esperanza es que (los legisladores) elaborarán pronto un proyecto de ley, que lo aprobarán y lo enviarán a mi despacho. Lo firmaré de inmediato, y quisiera firmarlo este año”, agregó Obama, cuya defensa de la pequeña empresa forma el eje de su agenda económica.

El presidente también ha convertido la defensa de la clase media en un arma electoral, en unos momentos en que la lenta recuperación económica se perfila como el tema dominante ante las elecciones de noviembre.

La Administración Obama apoya medidas para la eliminación permanente de los impuestos sobre la plusvalía en inversiones en la pequeña empresa, y una prórroga de un año para que las empresas reciban créditos tributarios por la compra de equipos y software.

Obama dijo que convocó la reunión del Gabinete para debatir, entre otras cosas, de “nuestra necesidad de promover la pequeña empresa”.

Según informaron hoy portavoces de la Casa Blanca a los periodistas, la Administración Obama apoya otorgar un crédito tributario del 10 % para pequeños negocios que aumenten los sueldos o los puestos de trabajo este año.

También apoya la ampliación en 1.000 millones de dólares en fondos para un programa de inversión en la pequeña empresa, que en la actualidad cuenta con unos 3.000 millones de dólares.

Se trata de la primera reunión del Gabinete presidencial en que participa como nuevo miembro oficial la titular de la Administración para la Pequeña Empresa (SBA), Karen Mills.