tribunales >

Piden 12 años de cárcel para el exjefe de la Policía Local de Santa Cruz

T. F. | Santa Cruz de Tenerife

Un total de 24 años de cárcel solicitó ayer el Ministerio Fiscal para dos mandos de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife por la supuesta comisión de varios delitos cometidos en el ejercicio de su cargo en el periodo comprendido entre 2002 y 2006.

La primera sesión de la vista oral se celebró en la Audiencia provincial y en concreto se piden 12 años de prisión para un sargento (T. P. R.) por lo que la Fiscalía entiende que fueron “continuos insultos, vejaciones, amenazas, descalificaciones y humillaciones públicas” a cuatro agentes femeninas, y otros 12 más para el que fuera jefe de la Policía Local santacrucera (A. A. B.) por -según las conclusiones del Ministerio Público- consentir tales prácticas.

Según detalla el escrito, el sargento era el superior de la Unidad Administrativa en la que trabajaban las cuatro denunciantes, a las que habría proferido frases del tipo “no te enteras porque vienes de follar con el nota” o “no tienes dinero para ir a una peluquería, píntate”, así como denominaciones despectivas del tipo “conejas”, “barranquera”, etc.

Para mantenerlas amedrentadas, el sargento las habría amenazado con divulgar su expediente personal, al que tenía acceso por razón de su cargo, o directamente con expulsarlas o degradarla.

Incluso, el escrito destaca que el sargento se habría “dirigido a gritos en numerosas e incontables ocasiones” a una de las agentes “cada vez que descolgaba el teléfono para hablar con su hermana y recriminándole las llamadas que realizaba, a sabiendas que tenía una hermana con cáncer terminal”. Por lo que respecta al ex jefe de la Policía Local, que lo fue desde 1991 a 2006, se le acusa de conocer por las afectadas lo que sucedía, además de que trabajaba en la misma sede física que la Unidad Administrativa.

Otra de las vías por las que tendría conocimiento de lo que sucedía sería a través de las bajas laborales que por depresión cogieron tres de las denunciantes. Incluso, el sindicato Asipal le remitió un escrito al respecto. Sin embargo, tal y como destaca la Fiscalía, “teniendo la posibilidad de elevar la queja para incoar el correspondiente expediente, no lo hizo”.

En cuanto a las denunciantes, destacar que las cuatro presentan lesiones de carácter psíquico. Una de ellas estuvo 165 días impedida para ejercer sus labores habituales, mientras que otra estuvo 64.

A ambos mandos se les acusa de cuatro delitos de lesiones psíquicas, por los que se pide un año de prisión por cada uno. Al sargento se le acusa igualmente de cuatro delitos contra la integridad moral de carácter grave del art. 173.1 (“el que infringiera a otra persona un trato degradante menoscabando gravemente su integridad moral…”), con dos años de cárcel por cada uno, mientras que al ex jefe de idéntico delito pero en relación con el art. 176.

Ambos negaron ayer los hechos expuestos por la Fiscalía y sus letrados solicitaron la libre absolución.