Breña Alta >

Piden al Cabildo que amplíe las plazas turísticas de La Pavona Golf

La promotora adquirió cinco años atrás un millón de metros cuadrados en la zona de La Pavona. / da

EUGENIA PAIZ | Breña Alta

El proceso iniciado por el Cabildo para modificar algunos aspectos del Plan Territorial Especial de Uso Turístico y permitir el desarrollo de algunos proyectos en la Isla, ha suscitado el interés del alcalde de Breña Alta, el popular Ángel Alonso de Paz, quien explicó en declaraciones a este rotativo que “nuestra intención es que, en base a esta revisión, pueda contemplarse la ampliación del número de camas del proyecto turístico del campo de golf en Breña Alta, que no se ha llevado a cabo porque las 316 permitidas son insuficientes para resultar atractivo para los inversores”. Detalló que el proyecto “podría recibir mañana mismo la licencia porque cumple todas las normas urbanísticas, está incluido en el Plan General del municipio y en el PIOLP y sólo depende del aumento de camas autorizadas”.

La inversión para ejecutar la instalación turística asociada al campo de golf en la zona alta de Breña Alta, que oscilaría entre los 26 y 27 millones de euros, tardaría, según manifestaron a DIARIO DE AVISOS en su día los promotores, unos 15 años en amortizarse. Todavía en términos de rentabilidad económica apuntaron que “no sólo no se amortizaría lo invertido, sino que 15 años después de su puesta en funcionamiento las pérdidas se situarían en torno a los 16 millones de euros”. Los promotores del futuro campo de golf, de capital canario y cuyo mayor accionista es el propietario de la empresa Puerto Calero de Lanzarote, adquirieron años atrás hasta un millón de metros cuadrados para la realización de este proyecto, que el alcalde Alonso de Paz defiende como eje de desarrollo del municipio “junto a los suelos de Bajamar y Buenavista, hasta hace relativamente poco en suspensión y ahora dispuestos para dar cobertura a nuevos proyectos”.

La intención de los promotores del campo de golf en Breña Alta, denominado La Pavona Golf, es “establecer unos parámetros que den soporte y estabilidad económica a un proyecto ilusionante”.

Cuatro años a la espera de autorización

Vieja aspiración. La construcción y puesta en uso de un campo de golf en Breña Alta asociado a una instalación hotelera con villas en la zona conocida como La Pavona, en el término municipal de Breña Alta, es una vieja aspiración del Consistorio, que hace algo más de cuatro años pidió al Cabildo palmero que accediera a asignar al campo de golf proyectado en el municipio por la empresa La Pavona S.A. unas 900 plazas turísticas, la única vía que “posibilita su viabilidad económica”. La negativa inicial de la Comisión de Planificación a autorizar tal incremento, y la firme posición de la promotora a desistir en la ejecución del proyecto si este no es rentable desde el punto de vista estrictamente financiero, llevaron al Ayuntamiento a recordar al Cabildo que “garantizar la viabilidad económica de estas actuaciones, constituye, independientemente de una obligación legal, una simple cuestión de sentido común que debe presidir cualquier planificación urbanística y territorial” pidiendo que se tuviera en cuenta la débil coyuntura socioeconómica insular.