SANTA CRUZ >

Prorrogan la estancia del cuerpo de Julián ‘el Negro’ en el tanatorio

ÁNGELES RIOBO | Santa Cruz de Tenerife

La familia y amigos de Julián Quiroz Jiménez, el joven de 21 años fallecido hace unas semanas en la localidad santacrucera de Valleseco, han informado de que en el Tanatorio de Santa Lastenia les han permitido ampliar la estancia del cuerpo del joven en sus instalaciones hasta mañana, con el fin de que consigan recaudar el dinero necesario para procesar el cuerpo y trasladar las cenizas a Colombia, país del que es originario y donde su madre y hermana desean que descansen sus cenizas.

Desde que Julián, apodado el Negro, pereciera la pasada madrugada del domingo 29 de enero, un grupo de amigos de su barrio, encabezados principalmente por el joven Rayco Cabrera, han estado recaudando fondos ante la amenaza de que el cuerpo de Julián “acabara en una fosa común, por no poder afrontar un procesamiento más digno de su cadáver”, señalan sus amigos.

En este punto, cabe recordar que la única familia del joven en Tenerife, su madre Miriam Soley Jiménez y su hermana Jéssica Jiménez, no disponen de recursos económicos. Miriam gana unos 400 euros al mes limpiando casas y Jéssica está en paro. Además, tampoco disponían de un seguro de decesos que cubriera los servicios funerarios.

País natal

A esta situación hay que sumarle el deseo de su madre de poder darle sepultura a Julián en Colombia, país del que se vino directamente a Tenerife hace ya 12 años para instalarse con sus dos hijos en Valleseco. Hace algunos días, mientras velaban el cuerpo de su hijo en el tanatorio de su barrio, Miriam apelaba a la solidaridad de los lectores de DIARIO DE AVISOS para conseguir llegar hasta los 5.000 euros necesarios para enterrar a su hijo bajo suelo colombiano.

Entonces, gracias al empeño de personas como Rayco, la empleada del Ayuntamiento de Santa Cruz, Macu Fuentes, y la solidaridad de los vecinos de Valleseco, lograron recaudar unos 1.800 euros que hoy se han convertido en 4.000 con el apoyo de empresas, particulares de toda la Isla y alguna ayuda municipal. Todos celebran haber conseguido llegar a esta cifra, pero no se rinden pues aún les quedan 1.000 euros para poder afrontar los gastos propios del cadáver, así como el traslado a Colombia. Los interesados pueden colaborar con la causa a través del siguiente número de cuenta: 0182 6601 60 0201522777, del BBVA, o interesándose directamente en las dependencias del Ayuntamiento de Santa Cruz.

“Aún no he perdido la esperanza de conseguirlo. Me aguantan el cuerpo hasta el próximo jueves y hasta entonces seguiremos batallando”, explica la madre de Julián, Miriam, antes de agradecer la colaboración de todas las personas que “han puesto su granito de arena” para ayudarla a darle “una sepultura digna a su hijo, y si es posible -recuerda- en su tierra natal”, concluye Miriam, que sigue a la espera de enterrar a su hijo.