xvii congreso del partido popular > el nuevo organigrama

Rajoy logra el 97,56% de los votos y pone a Floriano en primera fila

Rajoy, acompañado por el alcalde de Sevilla, agradece los aplausos tras ser reelegido presidente del PP. / EFE

AGENCIAS | SEVILLA

Mariano Rajoy fue ratificado como presidente del PP con el 97,56% de los votos de los compromisarios asistentes al XVII Congreso del Partido Popular que se celebra en Sevilla. Según dio a conocer el presidente del cónclave, el alcalde de Sevilla Juan Ignacio Zoido, la única lista al comité ejecutivo nacional recibió un total de 2.525 votos a favor, 9 nulos y 63 en blanco, y no hubo ningún voto en contra.

“Ya no se esperan quejas de nosotros, se esperan soluciones”, sentenció el presidente del Gobierno en su discurso durante la sesión de ayer. “Es la hora de las respuestas”, expresó también Mariano Rajoy ante los compromisarios del PP. “La gente nos dice, ya te hemos votado, ahora cumple. Haz lo que tengas que hacer y hazlo deprisa”, señaló en su intervención.

Mariano Rajoy advirtió tras recordar el asesinato por parte de ETA en Sevilla de Alberto Jiménez Becerril y su esposa Ascensión, que los populares se han impuesto la “obligación de no permitir que se degrade el sentido de su muerte. No los olvidamos. Ni a ellos, ni a ninguno de los que han sido víctimas de la misma locura asesina”, insistió el jefe del Ejecutivo.

Uno de los momentos más esperados por el Partido Popular en este congreso fue la designación de los futuros cargos de la organización. Treinta y cinco nombres fueron los propuestos y anunciados de viva voz a las siete de la tarde por Mariano Rajoy, quien reivindicó la importancia del partido y se jactó de que no ha habido “filtraciones” sobre la primera línea de dirigentes que formarán su Comité Ejecutivo Nacional en Génova, “lo que demuestra que somos un partido muy discreto”, subrayó Rajoy.

El líder del PP decidió situar como vicesecretarios del partido a Javier Arenas, Esteban González Pons y Carlos Floriano, quienes, junto a la secretaria general, María Dolores de Cospedal, formarán el núcleo duro de la nueva dirección popular. Arenas seguirá siendo el vicesecretario de Política Autonómica y Local, mientras que González Pons será el vicesecretario de Estudios y Programas, y Floriano, el vicesecretario de Organización y Electoral. Además, habrá varios ministros en el Comité Ejecutivo Nacional, como la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. También Ana Mato compaginará su labor en Génova en un puesto como vocal. Ana Botella, Ignacio González y Manuel Cobo, secretario de Política Local, entran en la Ejecutiva. Por otro lado, la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha sido designada nueva presidenta del Comité Electoral Nacional.

Junto a todos ellos, el organigrama de poder, que reduce a dos el número de coordinadores frente a las ocho anteriores, es el siguiente: coordinador de Organización, Juan Carlos Vera; coordinador de Estudios y Programas, Jose María Beneyto, y secretario ejecutivo de Relaciones Internacionales, José Ramón García Hernández.

Ayer mismo, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, pidió “un gran pacto político” que blinde la sanidad y la educación públicas, así como los servicios fundamentales a los ciudadanos, en estos momentos en los que la administración tiene “menos recursos que nunca”. Recalcó la necesidad de que “por primera vez” los partidos políticos y todas las administraciones suscriban un pacto por el mantenimiento de los servicios públicos.

Mientras, el presidente de honor del Partido Popular, José María Aznar, aseguró en su intervención que “hemos dejado atrás el peor Gobierno de nuestra democracia”. Con una gran carga de reafirmación del PP como partido destinado a sacar a España de la crisis, el expresidente del Gobierno afirmó que “no hay salidas locales, ni socialistas a la crisis” y que la herencia que han recibido “es un inmenso pasivo que pesa como una losa sobre nuestro país, y especialmente sobre el Gobierno”.

Entre tanto, el secretario de Relaciones Institucionales y Política Autonómica del PSOE, Antonio Hernando, ha comparado las votaciones unánimes del Congreso del PP de Sevilla con “Bulgaria, pero engominada y vestida de azul”. Hernando hizo este comentario en Twitter sobre la postura en bloque de los delegados del PP en Sevilla.

[apunte]

Canarias, igual

La cuota permanece. Las aspiraciones de los populares canarios de incrementar su cuota en la ejecutiva nacional, al considerar que su incremento electoral fue decisivo para que Mariano Rajoy llegara a La Moncloa, no se ha satisfecho.

Tavío repite. La presidenta de la organización de Tenerife, Cristina Tavío, repite como vocal. La novedad es la entrada de la presidenta de Gran Canaria y portavoz en el Parlamento autónomo, María Australia Navarro, en lugar de la senadora Josefa Luzardo. Canarias se queda con dos vocalías.

Soria sigue como miembro nato. El presidente canario y ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, continúa como miembro nato por su condición de líder autonómico.

La reelección del presidente. Al quedar Soria al margen de responsabilidad alguna en la nueva dirección nacional, el presidente canario, salvo sorpresas imprevistas, se presentará a la reelección en el congreso regional.

[/apunte]

[apunte]

Tavío valora la responsabilidad en la ejecutiva

La presidenta del Partido Popular (PP) de Tenerife, Cristina Tavío, aseguró anoche que formar parte de la dirección nacional del partido “es un privilegio y sobre todo una enorme responsabilidad”, porque hay un compromiso que cumplir “y no va a resultar una tarea fácil, dadas las circunstancias”, dijo tras ser elegida vocal del comité ejecutivo nacional del PP en el Congreso que celebra el partido este fin de semana en Sevilla.

Tavío señala que el presidente del PP, Mariano Rajoy, no ha conformado su equipo directo de acuerdo “a las presiones ni al qué dirán”, sino por “las necesidades de la gente y la gravedad de la situación”. Para Tavío, su pertenencia durante diez años a la directiva nacional ha sido una etapa apasionante en el que ha tenido la oportunidad de trabajar “junto a los mejores, y colaborar en la consolidación del gran proyecto que hoy tiene la responsabilidad de sacar adelante a nuestro país”. Añade que no es lo mismo ser un partido de alternativa que uno en el Gobierno, lo que ha obligado en este Congreso a “reajustar nuestra directiva a la nueva situación”.

[/apunte]