política >

Rivero y Castro son incompatibles para presidir CC

YAZMINA ROZAS | Santa Cruz de Tenerife

Los estatutos de Coalición Canaria (CC) impiden que el presidente del Gobierno, Paulino Rivero, y el del Parlamento, Antonio Castro, puedan presidir el partido. El texto tampoco permite reducir a 500 el número de delegados al V Congreso, que se celebrará los próximos 16 y 17 de junio en Tenerife.

Los estatutos dicen que es “incompatible la Presidencia de Coalición Canaria con cualquier cargo del Gobierno de Canarias o la Presidencia del Parlamento”, así como con la de cualquier otro cargo orgánico.

Un sector de la formación en Tenerife avalaba la opción del actual consejero regional de Economía, Javier González Ortiz, para ocupar el cargo, aunque también resulta incompatible, según el texto. Una opción para que estos tres dirigentes pudieran acceder a la presidencia de los nacionalistas es que dimitan de sus actuales cargos. Posibilidad no plausible en los casos de Rivero u Ortiz pero no descartable para Castro.

El presidente del Parlamento accedió a su segundo mandato tras las pasadas elecciones autonómicas de mayo de 2011, a pesar de que hubiera manifestado, en el seno del partido, su deseo de volver al Gobierno.

Otra opción sería que el congreso modificara los estatutos del partido antes de que se cerrase el periodo para la presentación de candidaturas.

Si no se diera ninguna de estas dos posibilidades, la renovación por la que aboga un sector relevante de la formación sería la alternativa más factible. En este escenario, jugarán un papel decisivo las alianzas que se puedan dar entre las islas. En los estatutos se recoge que el congreso está compuesto por un total de 1.010 representantes de las organizaciones insulares: 48 por el Hierro; 112 por Fuerteventura; 240 por Gran Canaria; 64 por La Gomera; 128 por Lanzarote; 128 por La Palma; 240 por Tenerife, 48 por la organización de Coalición Canaria en Venezuela y dos por las isla de La Graciosa.

La suma de los votos de Gran Canaria y Tenerife da 480 apoyos, frente a los 482 de las islas no capitalinas junto con La Graciosa. En este recuento faltarían los 48 votos que tiene la organización en Venezuela.

Ante la dificultad de unir a todas las islas pequeñas en torno a una candidatura, el aspirante a presidir el partido nacionalista necesita obligatoriamente el apoyo de una de las dos capitalinas.

El juego de estos equilibrios se mantendrá en el V Congreso a pesar de las intenciones de la organización de reducir a la mitad el número de delegados, para ajustarse así a la actual situación de crisis económica. Los estatutos recogen expresamente que dicho cónclave está compuesto por un total de 1.010 representantes.

Aún se está estudiando la ubicación exacta del cónclave, pero todo apunta a que Santa Cruz de Tenerife sea el lugar escogido para su celebración.