la laguna >

Sí se Puede sostiene que convertir el Palacio de Nava en un hotel es “más un deseo que una realidad”

EUROPA PRESS | La Laguna

El concejal de Sí se Puede en el Ayuntamiento de La Laguna (Tenerife), Juan Miguel Mena, ha asegurado que la intención de convertir el Palacio de Nava en un establecimiento hotelero es un “buen ejemplo” de la idea que se tiene sobre la gestión y el mantenimiento del patrimonio cultural.

Los ecosocialistas, que presentaron una moción en el último Pleno municipal para estudiar la instalación de un Centro de Interpretación de La Laguna y valoraban este espacio como uno de sus posibles emplazamientos, creen que sólo instalando empresas multinacionales y hoteles “no se podrá mantener espacios con alto valor patrimonial”.

Mena opina que las declaraciones de la concejala de Patrimonio Histórico, Julia Dorta, sobre el posible interés de dos cadenas hoteleras para instalarse en el Palacio de Nava son “más un deseo que una realidad”.

Para el concejal, “existe un buen ejemplo de esta política ficción muy cerca de este edificio, en la antigua fábrica de tabacos situada en la calle Nava y Grimón, que desde el año 2008 se está anunciando como el nuevo espacio hotelero de la ciudad sin que hasta el momento se conozca cuando o cómo se piensa abrir”.

Para el edil de Sí se Puede, si se quiere crear empleo “es necesario tener una voluntad clara de dinamizar y potenciar a la gente, eso no se puede conseguir sentado en una oficina”. La formación de izquierdas apuesta por “una ciudad viva, donde se mantenga el comercio tradicional, sus valores urbanísticos y sus habitantes”.

“El haber mantenido esta estructura urbana singular y nuestros valores artísticos es lo que nos ha permitido obtener el reconocimiento como Patrimonio de la Humanidad y ser visitados por más de 700.000 personas cada año, no podemos convertir el Casco en un simple escenario vacío”, afirmó Mena.

El concejal le ha pedido a la responsable municipal de Patrimonio que, para empezar, reclame definitivamente el edificio para el Ayuntamiento, ya que actualmente su propietario es el Gobierno de Canarias. Una vez hecho esto, el edil cree que se deberían estudiar sus usos y valorar si es necesario modificar el tipo de actividades previstas en un edificio como este dentro del Plan Especial de Protección del Casco y en el futuro PGO.

Mena igualmente considera que hay que reflexionar sobre el futuro turístico del municipio y si la actual oferta alojativa, con la previsible inclusión del hotel situado en Nava y Grimón, cubre la demanda previsible para los próximos años.

Desde Sí se puede apuntan finalmente que, a pesar de todos estos anuncios, “este significativo espacio se sigue deteriorando, estando claramente infrautilizado al abrirse sólo un par de veces al año y únicamente en una ínfima parte”.