reforma laboral >

Tamames: “La reforma destruirá empleo al principio, pero salvará empresas”

EFE | Santander

El economista Ramón Tamames ha asegurado hoy que la reforma laboral va a destruir empleo en sus “primeros tiempos”, pero cree que va a salvar empresas que “están a punto de desaparecer -ha precisado- por decenas de miles”.

En rueda de prensa, ha opinado que si estas medidas se hubieran adoptado hace tres años, “otro gallo cantaría” para la economía española.

Tamames ha defendido la reforma que, a su juicio, se debe ver “en su conjunto”, ya que “todavía” se destruirá empleo, pero se salvarán empresas y se podrán atraer inversiones extranjeras y de las empresas del IBEX 35.

Lo que no ha precisado es cuándo se comenzará a crear empleo, porque dependerá de cómo se apliquen las reformas y se avance en el cambio de modelo económico.

Ha destacado que los sindicatos no tienen argumentos en contra de la reforma y ha considerado “un poco exagerado” afirmar que supone la introducción del despido libre por ampliar a un año el tiempo de contrato en prueba.

De hecho, ha opinado que la reforma podría haber sido “más radical”, por ejemplo, dejando en 20 días la indemnización por despido para todos sin respetar los derechos adquiridos, y ni siquiera en ese caso “habría sido el inicio de una guerra civil”.

El economista tampoco ve mal los “minijob”, porque “hay que favorecer el primer empleo”.

Y se ha mostrado partidario de eliminar las ayudas del PER. En su opinión, si el PP gana las elecciones andaluzas “no tendrá ya excusa para acabar” con él.

Tamames ha considerado que la ministra de Trabajo, Fátima Báñez, ha realizado un trabajo “considerable” en su área de gestión, pero también ha señalado que hace falta un diagnóstico sobre el mercado de trabajo.

Eso mismo es lo que hace falta para abordar la crisis: un diagnóstico y una estrategia global, algo que echa en falta en el Gobierno de Rajoy y que achaca al deseo de actuar tan rápidamente.

El economista cree que el PP debería haber empezado a preparar las reformas desde la oposición, porque sabía que iba a ganar las elecciones.

Reconoce que la reforma financiera ya está en marcha, aunque ha advertido de que su aplicación no va a ser “sencilla”.

Junto a estas reformas, Tamames ha detallado otras medidas que deberían impulsarse para salvar la crisis, de la que no se puede salir solo con “austeridad”.

Entiende que España no tiene la capacidad de Estados Unidos para poner en marcha un plan de inversiones o de incentivos, ya que su pertenencia al euro obliga a cumplir los requisitos de estabilidad que marca la UE.

Además de la reforma financiera, ha señalado la necesidad de desarrollar la reforma constitucional para garantizar la estabilidad presupuestaria, un aspecto en el que ha apostado por estudiar la posibilidad de impedir que vuelvan a presentarse a unas elecciones aquellos políticos que gasten más de un 3 % por encima de lo presupuestado.

También ha abogado por reducir el “armatoste” administrativo español para acabar con “solapamientos y derroches”; ha propuesto “acabar” con las subvenciones a organizaciones patronales y sindicatos, y ha incidido en la necesidad de frenar la pérdida de peso del sector agrario y la desindustrialización.

Por último, ha apostado por el I+D+i y, “sobre todo”, por la exportación. Así, ha propuesto duplicar las exportaciones en dos legislaturas, con crecimientos anuales del 8 por ciento.