guía de isora >

Treinta años al servicio del pueblo

NICOLÁS DORTA | Guia de Isora

La asociación de vecinos Aveti cumple el 15 de agosto 30 años de existencia. No es fácil soportar el paso del tiempo como colectivo, demandando lo mejor para un barrio que ha crecido paso a paso, debajo de la Montaña de Tejina, símbolo aborigen, insignia de Aveti, y que ha sabido mantener su identidad sin grandes pretensiones. Aunque el día de su aniversario es en pleno verano, este colectivo, con alrededor de 300 socios, celebrará a lo largo del año una serie de actividades. Para ello se ha creado una comisión que las organiza. Gilberto Torres es el encargado de que todo salga bien junto a Raúl Morales, que lleva más de 18 años como presidente.

Aveti nació en 1982 bajo las deficiencias de un pueblo que carecía de los servicios básicos. Allí no había agua potable en tierra de galerías. También necesitaban un colegio e instalaciones deportivas y culturales. Afortunadamente, estas demandas ya están superadas y el colectivo tiene “otros retos para integrar a los vecinos, para su desarrollo social y cultural”, explica Raúl Morales, quien ha sido concejal en el Ayuntamiento de Guía de Isora; y en la última etapa, responsable de Urbanismo.

Tres fases

Las primeras demandas forman parte de la primera etapa de Aveti. Eran tiempos de cubrir las necesidades de un barrio. El local de hoy lo construyeron los propios socios y se ha ampliado y mejorado. En la segunda etapa comenzaron a fomentarse las actividades culturales, y de ahí nació el grupo folclórico Aveti, que llega a ser uno de los sustentos económicos más importantes de la asociación. Actuaban todas las semanas recibiendo a los turistas en los hoteles de la zona. También se creó el local social, con un bar debidamente acondicionado, y el parque de Aveti, lugar donde se realizan todo tipo de celebraciones.

En esta tercera etapa Aveti está en “un proceso de integración a la sociedad actual”. Como colectivo, casi un club social, se podría denominar, seguirán apostando por organizar actividades con vecinos de otras zonas, como el caso de Tejina del Norte, municipio con el que están hermanados. “En este año queremos celebrar el Día de Canarias de manera especial; el enrame de la Cruz, que es muy tradicional en Tejina; el décimo aniversario del hermanamiento con Tejina del Norte e igualmente los Premios Tejina”, comenta Gilberto Torres. Esta última actividad nunca se ha hecho y “se quiere destacar la labor de vecinos que han contribuido a mejorar la situación y el trabajo con la comunidad durante estos 30 años”, resalta Torres. También se hará un trabajo audiovisual que recoja la historia de Aveti. “Este debe ser sin duda uno de nuestros principales objetivos dentro de nuestro lema que es compromiso, referente y futuro. La línea donde debemos trabajar”, dijo.

Referente y futuro

Raúl Morales afirma que de los vecinos de Tejina depende que Aveti siga siendo un referente para las administraciones públicas y los jóvenes. También es importante adaptarse a los nuevos tiempos, y en el portal en la red www.aveti.es, así como las redes sociales, son ejemplos de transparencia para que se conozcan las principales reivindicaciones y logros del colectivo. Morales subraya que Aveti necesita también cambiar de orientación. Se han modificado algunas cuestiones en los estatutos para que la asociación genere beneficios a favor de la comunidad. “Queremos ser nuestra propia empresa, de desarrollo rural turístico”, dice Morales.

En Tejina, el vuelo de parapente es bastante habitual, y la Montaña supone un lugar muy visitado para los senderistas. “Podríamos crecer en este sentido, proponer guías que orienten a los que quieran subir”, concluye el presidente de Aveti.