MEGÁFONO > EL CHAPATAL (I)

Un barrio capitalino con muchas dotaciones ‘a medias’

Las terrazas de los bares acogen todos los días a numerosos vecinos de la zona y de otros barrios de la ciudad. / SERGIO MÉNDEZ

JESSICA MORENO | Santa Cruz de Tenerife

Uno de los factores que caracteriza al barrio de El Chapatal es el gran número de dotaciones culturales y de ocio que se encuentran en esta céntrica zona de la capital tinerfeña. Los cines Oscar y Greco, el parque de La Granja, la Casa de la Cultura, el parque Viera y Clavijo o el instituto son algunos de estos espacios. A pesar de ello, algunos se encuentran cerrados desde hace años, bien por obras, o por decisión de sus propietarios. Además, otros no se encuentran en las mejores condiciones para uso, como demandan los propios vecinos de la zona. Todo ello hace que, pese a contar con diferentes dotaciones para el uso y disfrute de sus residentes y otros vecinos del municipio, lo cierto es que la realidad hace que la mayoría no se puedan utilizar como se debería.

Aunque la zona de El Chapatal no es uno de los barrios más antiguos o tradicionales de Santa Cruz, a medida que han pasado los años cada vez son más los ciudadanos que viven en sus calles. De hecho, la asociación de vecinos de este núcleo poblacional es una de las que abarca más población.

Esta zona se encuentra flanqueada en su parte inferior por la rambla de los Reyes Católicos, llegando casi hasta las salidas a la autopista y, en uno de los laterales, por la avenida Benito Pérez Armas. Además, por la parte superior, este sector llega hasta los barrios de la Cruz del Señor y Salamanca, por lo que se extiende en un espacio importante en pleno centro de la capital tinerfeña.

Este espacio, situado administrativamente en el distrito Salud-La Salle, se caracteriza, sobre todo, por albergar grandes edificios o comunidades de viviendas. Con el paso de los años, como recuerdan muchos de sus habitantes, las casas terreras han ido dando paso a altos edificios, lo que conlleva que sean muchos miles los residentes en la zona. Aunque lo que predomina son las construcciones de más de cinco pisos, aún quedan zonas en las que se pueden encontrar casas bajas o chalés, como la zona conocida como las calles de los pintores.

Comercios

La actividad comercial es bastante abundante en este núcleo poblacional. Se pueden encontrar muchos negocios familiares, que han ido pasando de manos de padres a hijos y que poco a poco han capeado el temporal de la crisis y aguantado el tirón. Otros son más modernos, abiertos en los últimos años y que se han ido adaptado a la demanda de los vecinos y visitantes. La variedad es amplia abarcando desde peluquerías, estancos, tiendas de animales, de ropa y bisutería, librerías e, incluso, varios concesionarios de coches.

La restauración y los locales de ocio son otro de los puntos fuertes de este barrio de la capital tinerfeña, ya que aglutina en una de sus calles -concretamente en Unamuno- una serie de terrazas a la que cada tarde acuden los chicharreros. Además, el barrio ofrece diferentes restaurantes y bares. Incluso, hace ya bastantes años, en el parque de La Granja se ubicaba una de las discotecas más conocidas de la ciudad, la sala Ku.

Punto de arranque

Uno de los factores que, según afirma el presidente de la asociación de vecinos El Chapatal, Ricardo Trujillo, fue uno de los motores del la zona fue el inicio del colegio y el instituto hace ya casi veinte años. “La puesta en funcionamiento de los centros escolares y de este colectivo le dieron un impulso”, afirma. Precisamente, esta asociación cuenta con un total de unos 500 socios, que habitualmente acuden a la sede para disfrutar de los cursos y pasar un rato en compañía de otros vecinos.

Trujillo indica que el barrio sigue aún con muchas necesidades. Por un lado, afirma, pese a todas las reuniones mantenidas con los responsables del Ayuntamiento capitalino, que una de las necesidades de la zona es la mejora y el adecentamiento del parque de La Granja. Así, afirma que aunque hay empleados destinados al mantenimiento de los jardines, no lo hay para otras labores. Asimismo, se queja de una de las fuentes de este espacio verde “donde se concentra mucha basura”.

El representante vecinal solicita, también, más actividades culturales y de ocio en la zona, que se pueden llevar a cabo “en colaboración con el colegio y la asociación, con el fin de dar a los vecinos una oferta diferente”. Junto a esto, pide más espacios de juegos para los más pequeños, al igual que se controle la velocidad en la avenida Reyes Católicos, “ya que los vehículos circulan muy rápido”.

La asociación de vecinos pide que haya más actividades. / SERGIO MÉNDEZ

[apunte]

Parques, cines y bibliotecas se encuentran en el lugar

En el centro de Santa Cruz de Tenerife se encuentra el barrio de El Chapatal. Aunque no es uno de los más antiguos de la ciudad, lo cierto es que cada vez el número de residentes que aglutina ha ido creciendo y se ha consolidado como una de las zonas más populosas. Además, en este barrio se concentran diferentes espacios culturales y de ocio, aunque algunos de ellos se encuentran cerrados por obras (como es el caso del parque Viera y Clavijo) y otros clausurados, como los cines.

[/apunte]