PUNTAGORDA >

Un plan trata de recuperar el cultivo del almendro

Los almendros dibujan el paisaje pasense. | J. RODRÍGUEZ (ACFI PRESS)

DAVID SANZ | El Paso

El espectáculo para los sentidos que ofrecen los paisajes del oeste de La Palma con los almendros en plena floración son solo comparables con la exquisitez de su fruto, las almendras, que son además el elemento fundamental de la prestigiosa repostería palmera. Los almendrados, el bienmesabe o las rapaduras serían impensables sin la presencia de este fruto, cuya calidad era reconocida en las mejores fábricas de chocolate de Europa, pero que con la entrada de la almendra californiana entró en decadencia hasta casi convertirse en un elemento residual de la agricultura palmera.

No obstante, el Cabildo de La Palma, a través del proyecto Agricomac (antiguo Germobanco), en el marco del programa de financiación europeo Interreg, ha comenzado a trabajar en la recuperación de este cultivo. Así lo confirmó Neftalí Castro, responsable del Centro de Agrodiversidad de La Palma, quien explicó que el trabajo que realizan, en general, con los frutales es el de recoger material y hacer colecciones que permitan poderlos estudiar y repartirlos.

“Con los almendros hemos empezado hace poco tiempo. Hemos comenzado con variedades mollares, que se parten con la mano, y las hemos ido injertando en una finca con almendros del Cabildo”.

Asimismo, indicó que desde el Instituto Canario de Investigación Agraria van a hacer un trabajo molecular de las variedades de almendros, partiendo de un trabajo de fin de carrera de hace varios años, en el que se identificaban variedades por todas las islas y se georeferenciaban. En cuanto al número de variedades existentes en La Palma, Neftalí Castro no quiso dar una cifra exacta, dado que en estos momentos se encuentra en pleno estudio. En este sentido, recordó que en el año 2002 ADER-La Palma hizo un estudio sobre la situación del almendro en La Palma y se llegaron a recoger 51 variedades diferentes. “En lo que hemos hecho hasta ahora ya hemos recogido alguna variedad que no estaba en este trabajo”.

Castro aboga por la importancia de recuperar “todo el conocimiento asociado, sus características, para qué eran buenas, por qué se dan unas más tempranas y otras más tardías, etc”. Esa información solo la puede facilitar las personas mayores que trabajaron este fruto.

Celebración singular

Muestra de la singularidad de este cultivo en la isla de La Palma es la celebración de la fiesta del Almendro en Flor en Puntagorda, que hoy tiene su día grande en el municipio donde todavía su cultivo sigue jugando un papel importante, definiendo también su paisaje. Música en directo, poesía, baile, artesanía, folclore, etc, se reúnen en este homenaje a la naturaleza que es la festividad del Almendro en Flor, donde se repartirán hoy almendras y buen vino entre los miles de asistentes que espera la localidad.